La Música Libra las Paredes del Ceinjure Puerto Vallarta

* “La música, bien se dice que es el alimento del alma, un instrumento nuevo como es el violín, porque a penas lo estoy empezando a tocar y enserio estoy disfrutando”: Isaac Torres, interno en el penal de Ixtapa.

Por la Redacción

Lo vio con verdadero cariño, entre sus manos acarició la firmeza de sus curvas, apreció su color oscuro, de caoba, incluso aspiró su aroma. Tocarle es ahora su mejor terapia.

Isaac Torres Mendoza, se encuentra interno en el Centro Integral de Justicia Regional de la Costa Norte (Ceinjure), con sede en Puerto Vallarta. Hoy fue uno de los seis internos que recibieron los violines que complementaron la segunda etapa para conformar el Marichi Penal de Puerto Vallarta, auspiciado por la Secretaría de Cultura de Jalisco.

Tiene 24 años, no recuerda el porqué y desde cuando está en el Ceinjure.

“Estoy cumpliendo un error en mi vida, me siento bien a pesar de todo, yo sé que estas paredes sólo están puestas, pero la libertad la tenemos en nosotros.”, es lo único que dice con la mirada perdida en el azul profundo del cielo.

Asegura que si a sus manos hubiera llegado un instrumento musical, quizá su realidad ahora sería otra.

“La música, bien se dice que es el alimento del alma, un instrumento nuevo como es el violín, porque a penas lo estoy empezando a tocar y enserio estoy disfrutando. Sí creo que la influencia de lo que se les da a los niños, aprenden lo que ven, lo que tienen en su entorno, si se les ofrecen buenas influencias obviamente tendrán buenos desarrollos y buenas actitudes, en estas expresiones musicales, te libera de todo, y te da buenas emociones”, dice.

Está cerca de cumplir su condena, le queda aún tres meses de encierro, pero está consciente que en el futuro enmendará el camino y quizá cuando quede libre lo que ahora está aprendiendo le ayude para su sustento diario.

ENTREGAN INSTRUMENTOS PARA “MARIACHI PENAL DE PUERTO VALLARTA”

Hace poco menos de un año, la Secretaría de Cultura de Jalisco se comprometió a ayudar en la reintegración social de los internos del Centro Integral de Justicia Regional de la Costa Norte (Ceinjure), con sede en Puerto Vallarta.

Este día se completó la entrega de instrumentos por parte del titular de la SCJ, Alejandro Cravioto Lebrija, al dar en comodato seis violines con los que se completa el “Mariachi Penal de Puerto Vallarta”.

“Me da gusto ver que han avanzado, incluso dije que antes de un año estaría nuevamente con ustedes, les hacían falta violines y hoy les traemos seis violines más, cuando ustedes, cuando lo crean conveniente podamos hacerlo como lo hicimos en Puente Grande, grabar un disco, como evidencia de su trabajo y participación en estos programas de reintegración”, explicó Cravioto Lebrija.

En total, se entregaron 6 violines, con estuche de tela, y arco cuyo monto total es de 13 mil 50 pesos.

Acompañado por Armando Plata Cuellar, Inspector General del Reclusorio vallartense; Ana María Ramos Hernández, Inspector Jefe del Reclusorio y Carlos Sánchez Quintero, Director General de Actividades Culturales de la SCJ, escucharon piezas como “Una página más”, “Mi gusto es”, “No me sé rajar” y “Amor limosnero”, todas interpretadas por el marichi integrado en su totalidad por los mismos internos.

Cravioto Lebrija, aseguró que la mejor manera de invertir su tiempo es acercándose a una actividad artística y dejar legado al ayudar a sus propios compañeros en la enseñanza.

“Una de las manera como mejor se puede conservar es precisamente a través del arte, esto que haces hoy ustedes aquí, entregar su tiempo al aprendizaje de un instrumento musical el compartir con sus compañeros ese talento, evidentemente es una forma de poder tener esta oportunidad de desarrollar esa libertad espiritual que no se les puede arrancar de ninguna manera. Al recuperar la libertad física es una forma de ganarse la vida con un trabajo digno que edifique como persona”, añadió.