Vecinos Lamentan Desinterés del Alcalde por Cierre de Calle

  • Corina Naranjo Trujillo, portavoz de vecinos y locatarios de la calle Uruguay en el centro de la ciudad, lamentó que el presidente Salvador González, diga y prometa, pero en las acciones haga otra cosa
  • Por Mauricio Lira Camacho
    NOTICIASPV

    Vecinos y locatarios de la calle Uruguay, en el centro de la ciudad, lamentan que el presidente municipal, Salvador González, muestre con sus acciones total desinterés por el conflicto del inminente cierre de la vialidad, con motivo del proyecto del Teatro Vallarta, que promueve Elsa Guadarrama.

    De acuerdo con la señora Corina Naranjo Trujillo, propietaria de una tienda naturista por más de 15 años, señaló que el alcalde les comentó se haría lo que vecinos pidieran, no se actuaría en contra de ellos, pero la realidad ha sido otra, pues la mañana de este miércoles, trabajadores de la obra, colocaron mallas para cerrar la circulación vehicular, sin que hubiera un permiso otorgado por el subdirector de tránsito, Gustavo Ulloa.

    Debido a la exigencia social, presencia de medios de comunicación y elementos de tránsito, el encargado de la obra arquitecto Uriel Murguía, el tránsito fue reabierto, hasta nuevas instrucciones.

    En entrevista, Naranjo Trujillo, explicó que estas acciones muestran incoherencia de la autoridad municipal y es una arbitrariedad lo que están haciendo con los vecinos, la autoridad dice una cosa y hace otra, actúan distinto.

    A este lugar ya fue el presidente municipal, Salvador González, el secretario general, Adrián Méndez, platicaron bondades del proyecto Teatro Vallarta, la realidad es otra, lamentan vecinos.

    Los quejosos no están dispuestos a dejarse otra vez, dijeron colonos que la última vez que los visitó Salvador González, fue que la autoridad municipal estaba en la mejor disposición de apoyar a los vecinos, y no fue así.

    El apoyo sería en lo que vecinos plantearan, por eso hubo varias reuniones, pero al final de cuentas se está haciendo lo que empresarios y autoridad municipal quieren.

    La principal demanda de vecinos y locatarios de la calle Uruguay, es que la obra sea terminada de una vez por todas.

    Debido a que desde el inicio de la construcción del Teatro Vallarta, han tenido una seria afectación en sus servicios que ofrecen a la ciudadanía y las actividades comerciales.

    Actividades que han caído en más del 60% en el plazo de un año.

    Aparte del montón de basura que deja la constructora, suciedad y malestar por el cierre al paso peatonal y de amenaza al cierre de los vehículos.

    Quienes se quejan aclaran no están en contra del progreso, pero sí de que en la forma el gobierno municipal,  haga las cosas.

    Dijeron que la calle Uruguay no se iba a cerrar y no es cierto, ya que a las 10 de la mañana de este miércoles, representantes de la constructora y del arquitecto Uriel Murguía, hubo la orden de colocar malla para impedir el libre tránsito, lo que en el largo plazo, será la finalidad.

    Resulta que si la quieren cerrar, refieren los vecinos que el martes estuvieron platicando con la representante en relaciones públicas del proyecto Teatro Vallarta, Elsa Guadarrama, con el secretario general, Adrián Méndez, y se comprometieron a no iniciar la obra hasta en tanto no platicaran a fondo con las personas.

    De nada valió el escrito y la serie de firmas que fueron entregadas a la comuna, en donde la postura es pedirle al gobierno municipal de Salvador González, haga bien las cosas.

    Los vecinos no están dispuestos a permitir tantas arbitrariedades, “lo que le diría a Salvador González, es que queremos tener confianza en las autoridades, ante este tipo de circunstancias y la verdad es que ya no tenemos credibilidad para la autoridad municipal”.

    –       Se sienten engañados, usados

    –       Bastante

    De la palabra a los hechos, dejó mucho que desear el alcalde de Puerto Vallarta, criticó una de las principales afectadas.

    Ocurren varios factores, o no se ponen de acuerdo empresa ayuntamiento, o si se ponen de acuerdo y dejan fuera a los vecinos.

    “Usted lo acaba de ver, cerraron la calle, sin el permiso correspondiente ya la subdirección de tránsito corroboró que los empresarios no tenían el permiso correspondiente para cerrar la vialidad”.

    La reabrieron por la presión de los vecinos, y porque llegó tránsito y los medios de comunicación, si fuera por ellos, la hubieran mantenido cerrada.

    En primer lugar, la vialidad se va a ver truncada, y en segundo a mediano plazo la van a cerrar, para dar paso a la construcción de una plazoleta, con el objetivo de generar reducción de espacios y el fomento de adicciones.

    “Estamos peleando por vialidades y mire como nos va, nos van a cerrar una, además cuando yo solicité plantar un árbol, no me lo permitieron”.

    Esta calle va a quedar cerrada, o de tránsito lento, pero todos sabemos que finalmente sufrirá una consecuencia lamentable para los ciudadanos y comerciantes o propietarios de locales.

    Pero con este actuar, ya ponemos en duda muchas circunstancias adversas para la autoridad municipal.

    Ahora queremos por escrito todo lo que dice la autoridad nos va a cumplir.

    El alcalde ya no quedó de regresar con los vecinos para dar seguimiento al problema.

    Adrián Méndez secretario general, se comprometió a dar una cita con los vecinos en el edificio de la presidencia municipal, pero el problema no es allá, sino aquí en la calle.