Tras Escándalo de Corrupción, Elisa Ayón Pide Licencia

* La regidora con licencia hace énfasis en que deja a las autoridades competentes la labor de demostrar quienes son en realidad los que merecen las sanciones legales y finaliza el comunicado asegurando que, "yo tengo mi conciencia tranquila"

Audio del Escándalo de Elisa Ayon

Agencias.- La regidora priista de Guadalajara, Elisa Ayón Hernández, dio a conocer a través de un comunicado, que tomó la decisión de pedir licencia, luego de dos audios que la vinculan con presuntos actos de corrupción.

En el texto, afirma que se hace a un lado de su puesto en el Ayuntamiento de Guadalajara con el fin de facilitar las investigaciones que se realizan en su contra.

Ayón Hernández es señalada de supuestamente haber exigido la renuncia a funcionarios del área de panteones, por faltar a acuerdos políticos, además de pedir dos millones y medio de pesos a comerciantes formales para combatir el ambulantaje.

La funcionaria expresa en el comunicado: “Soy una mujer de instituciones. He crecido y me he desarrollado políticamente en el Partido Revolucionario Institucional y hoy, he decidido solicitar licencia como Regidora del Ayuntamiento de Guadalajara para facilitar las investigaciones que las autoridades están llevando a cabo, con total disposición de colaborar en lo que sea necesario para esclarecer la situación”.

Hasta el día de ayer, cuando se dio a conocer el audio donde la regidora pide dinero a los comerciantes, ésta afirmó que aún no tomaba una decisión respecto a dejar su puesto, e incluso evadió la pregunta sobre la nueva grabación.

Como consecuencia del primer audio, Elisa Ayón fue destituida el pasado viernes de la secretaría general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Guadalajara, como fue anunciado por el presidente de esta institución, Hugo Contreras.

La regidora con licencia hace énfasis en que deja a las autoridades competentes la labor de demostrar quienes son en realidad los que merecen las sanciones legales y finaliza el comunicado asegurando que, “yo tengo mi conciencia tranquila”