Tomar Ceniza es Acercarse a Dios con un Corazón Arrepentido: Padre José de Bucerías

  • Una gran campaña de Oración Familiar pide la Iglesia a sus feligreses realizar durante la liturgia de la Cuaresma

Por Paty Aguilar

La liturgia de la Cuaresma, inició con el Miércoles de Ceniza. Es por ello que durante todo el día, en los templos, capillas, iglesias y parroquias, se vieron a cientos de católicos locales y extranjeros, recibir la imposición de la ceniza en su frente. En este día, y los viernes que siguen hasta la Semana Santa, según el mandamiento de la iglesia católica, las personas mayores de 18 años hasta los 60 deben realizar un ayuno y la abstinencia de carne es obligado para todos los católicos desde que se tiene uso de razón en adelante, así lo explicó el padre José Antonio Ibarra de la iglesia de Bucerías.

Recordó que la imposición de la ceniza es un signo de arrepentimiento, es una señal de penitencia “no se trata de venir y nomás que nos pongan la ceniza y correr, se trata de venir y dedicarle aunque sea unos pocos minutos a Dios para meditar en este tiempo tan especial de gracia como lo es la Cuaresma, tiempo de Oración, de penitencia y de reflexión, con estos minutos podemos acercarnos a Dios con un corazón arrepentido” señaló el padre, José.

En esta celebración, se suprime en las iglesias el canto de gloria porque no es tiempo de alegría, se suprime también el canto Aleluya y se sustituye por el canto Honor y Gloria a Ti Señor Jesús. Es importante, dijo el sacerdote, que en este tiempo todos los cristianos católicos tomen este tiempo espacial de gracia para hacer un alto en nuestras vidas y después de presentarnos con un corazón arrepentido, estemos dispuestos a que Él nos llene de sus Gracias y sus Bendiciones cuando esta Cuaresma termine con el Domingo de Resurrección.

En este mismo sentido, el padre comentó que dado el ambiente que hay de perturbación por los signos de inseguridad que se viven en el país, la iglesia invita a sus feligreses a llenarse más de Dios y a estar toda la familia unida en Oración para que esa paz y esa tranquilidad vengan a nosotros “no nos va a venir solo con recursos económicos, con recursos humanos, sino en esa unión de todos como cristianos católicos, por eso, hay que aprovechar el tiempo de Cuaresma para hacer una fuerte campaña de Oración Familiar, no solo los adultos mayores y las mujeres, si no toda la familia” exhortó el sacerdote.