Taxista Unidad 222 Retenido en Operativo

El conductor del taxi número 222, a punto de ser despedido luego de que el dueño de la unidad, se enteró había estado en el operativo anti alcohol

Por Mauricio Lira Camacho
Noticiaspv

El chofer de la unidad de taxi número económico 222, fue retenido en el operativo anti alcohol, el pasajero que llevaba se tuvo que bajar para continuar su destino.

El nombre del conductor de esta unidad responde al de Juan Carlos Reyes Castellanos, obtuvo en la prueba .111 grados de alcohol.

Aunque desde antes el comandante de tránsito, Juan Villalvazo, le había comentado que por el simple hecho de manejar una unidad del transporte con aliento alcohólico, independientemente del número de grados de alcohol, salvo que fuera de cero, se constituía un delito y no una infracción.

Los hechos ocurrieron el sábado de madrugada, en el operativo que los elementos de tránsito municipal, implementaron a la entrada a la delegación de El Pitillal.

Ahí, al paso de la unidad, agentes de la corporación pidieron al chofer primero arrojara su aliento a un cono, al percibir alcohol, le pidieron bajar de la unidad para que le hicieran el examen de rigor.

Ahí obtuvo .111 cantidad considerable que le determinó embriaguez en segundo grado.

Una vez retenido el chofer del taxi, dijo en todo momento no entender porque lo habían detenido, el comandante encargado del operativo, le hizo ver que con esa actitud de manejar un sistema de transporte, con el simple hecho de aliento alcohólico, era motivo suficiente para que quedara en calidad de detenido.

Al momento de que fue requerido para la prueba, el chofer de la unidad 222, llevaba consigo a un pasajero, el cual también en evidente estado de embriaguez, opto por bajarse y conseguir otro taxi de sitio, que lo llevara a su domicilio.

El taxista alegaba que estaba en un auto lavado, y que se había tomado nada más dos cervezas.

Transcurridas dos horas desde su detención, el chofer asimilo la gravedad de la falta y pidió que por teléfono celular, se comunicarán con su patrón para enterarlo personalmente de su detención.

El agente de tránsito se comunico con el dueño del auto este al sabe del caso prácticamente mentó madres y amenazo con ir al módulo del Pitillal, para inmediatamente correr a su chofer.