Supuesto paramédico lo declaró muerto, pero sólo estaba ebrio

*Según un paramédico lo había revisado y lo declaró sin vida *Al llegar los bomberos lo revisaron y se dieron cuenta de que estaba ebrio...

Por Adrián De los Santos

La tarde de ayer se movilizaron unidades de emergencia en la colonia 5 de Diciembre, debido a un reporte en el que se decía que un hombre estaba muerto, tirado al pie de la entrada a una mueblería.

El reporte agarró credibilidad, debido a que quien estaba reportando, supuestamente era paramédico y para él la persona ya había muerto, sin embargo, al llegar los bomberos, se dieron cuenta de que no fue así.

En el reporte recibido al 911 a las 18:50 se decía que un paramédico ya había revisado a la persona y en efecto, había confirmado que ya no contaba con signos vitales, por lo que solicitaban la inmediata intervención de las autoridades.

Tras ser informados de eso, de inmediato en el cruce de las calles Colombia y Nicaragua se presentaron elementos de la Policía Turística a bordo de dos unidades y Paramédicos de Bomberos a bordo de la unidad B-64, los cuales confirmaron que en el sitio estaba un hombre recostado sobre el piso, manifestando que a simple vista parecía que en efecto ya no contaba con signos vitales, lo que generó la movilización de las autoridades municipales.

Esta vez paramédicos de bomberos se encargaron de revisarlo y así informaron que la persona sí estaba vivo, pues sus signos vitales estaban dentro de los parámetros normales, sin embargo, la persona estaba tirado ahí debido a la tremenda borrachera que tenía.

Ante tales hechos los agentes despertaron al hombre de su profundo sueño y este, debido al estado de ebriedad en el que estaba no pudo decir su nombre y mucho menos donde vivía.

Mientras los agentes trataban de reanimar a la persona, este entró en la “fase de borracho sentimental”, pues cuando escuchó que su amigo lo había dejado ahí, se soltó en llanto e incluso sus gritos se escuchaban a una cuadra más adelante.

Esta vez policías únicamente dejaron que la persona descansara un rato en ese lugar y comentaron que estarían dando vueltas para vigilar que no fuera a causar alguna incidencia mayor.