Supervisa Ecología Municipal el Buen uso de las Playas

* Personal de la dependencia invitó a la población a mantener limpios estos espacios y emitió recomendaciones.

Durante este periodo vacacional de Semana Santa, la Dirección de Medio Ambiente y Ecología, llevó a cabo recorridos constantes en las 25 playas de Puerto Vallarta para verificar su buen uso, mantener la limpieza y seguridad de estos espacios, proteger la flora y fauna, y dar información a la población sobre las acciones que se realizan para su cuidado.

Con este propósito, se instalaron además puntos permanentes de inspección en Boca de Tomates, el estero Punta Negra y las playas del Holi, Palmares, Camarones, Garza Blanca y Conchas Chinas.

“Desde el día 14 de abril y hasta el domingo, recorrimos las 25 playas de Puerto Vallarta a efecto de constatar el uso adecuado de las mismas, que se mantuvieran como normalmente las venimos utilizando. En las playas certificadas constatamos efectivamente que hay mayor conocimiento de estas, muy buena respuesta por parte de la sociedad; ahí repartimos algunos folletos, informábamos a los usuarios de que se encontraban certificadas las playas y había servicios y obviamente, los invitábamos a mantener limpias las playas, tuvimos muy buena respuesta”, explicó el director de Medio Ambiente y Ecología Municipal, Luis González Guevara.

El funcionario detalló que estas visitas, se realizaron de manera coordinada con personal de las distintas dependencias del ayuntamiento como Guardavidas, Protección Civil, Bomberos, Policía Preventiva, Vialidad y Reglamentos, integrándose así a los filtros colocados en los distintos accesos al mar.

Respecto a los puntos permanentes de inspección, González Guevara señaló que se incidió en lugares como Boca de Tomates, donde los cocodrilos son un atractivo, “resguardábamos aquellas áreas en donde se asociaba o se asocia la presencia de cocodrilo, de forma tal que manteníamos vigilancia, observando siempre ubicar los organismos, que no hubiese ningún tipo de riesgo e invitábamos a las personas a que no les arrojaran alimentos o les lanzaran objetos con la intensión de que se movieran; entonces teníamos punto permanente ahí”, y se compartía con los paseantes aspectos sobre su hábitat y la importancia de cuidarlo.

De igual manera se emitían otras recomendaciones a la población como no pasear a las mascotas sin correa, mantener limpio el espacio en el que se encontraban y evitar accesar con objetos de cristal a la zona de playas.

Agregó que en esta semana de Pascua, las actividades de verificación continúan en las diferentes playas aunque con menor intensidad “de manera intermitente estaríamos haciendo presencia, esto en función de la densidad ya un poco más reducida de los usuarios”.