Sobreexplotación de Camarón Pone en Riesgo su Reproducción en Río Ameca

• Se conjuntan autoridades gubernamentales para orientar y buscar la auto regulación de pescadores de la rivera del Río Ameca que extraen el camarón cauque de manera indiscriminada utilizando artes de pesca prohibida como explosivos, trampas en sus nidos y hasta químicos envenenadores. Participan el CIRP, CONAPESCA y el ITBB, así como Desarrollo Rural Municipal.

Por Paty Aguilar

Hay preocupación por parte de las autoridades correspondientes debido a la sobre explotación que pescadores de la rivera del Río Ameca hacen con el camarón cauque, llamado también Langostino del Río Ameca. Algunos de los pescadores realizan su actividad con artes de pesca estrictamente prohibidas, como son los explosivos, químicos y trampas con cubetas de 20 litros diseñadas para atrapar el cauque y sus crías de manera indiscriminada, hechos que han sido denunciados por quienes realizan su pesca con las artes de pesca permitidas.

Es el caso que desde hace aproximadamente 4 años, según relatan los propios pescadores, la producción ha bajado significativamente debido principalmente a estas cubetas, las cuales al ser contabilizadas, suman alrededor de 5 mil distribuidas en la parte alta de la corriente de este Río a la altura de las comunidades de Aguamilpa, Los Sauces, el Ahuejote y otros, incluso, en la parte correspondiente del Río al municipio de San Sebastián del Oeste.

Alarmados por esta situación, personal especializado del Centro de Investigación de Pesca de la Cruz de Huanacaxtle, así como por la CONAPESCA y el Instituto Tecnológico de Bahía de Banderas, convocados por la Dirección de Desarrollo Rural Municipal, están llevando a cabo reuniones informativas con los pescadores de estas comunidades de la sierra que tienen como objetivo principal informarles sobre el ciclo de vida de esta especie, fechas de veda y sugerencias de pesca sustentable.

Se trata de sensibilizar a los pescadores, ayudarles a organizarse para que entre ellos mismos busquen la forma de regularse, de proteger esta especie que de seguir así, comentó Carlos Camarena, representante del Secretario General del Ayuntamiento, Juan O´connor, podría llegar a extinguirse, ya que los pescadores en esta temporada de lluvias no discriminan los camarones hembra que llevan huevecillos en su abdomen. En estas reuniones, dijo, por lo pronto y de manera informal, se han sacado acuerdos entre los pescadores que poco a poco están tomando conciencia de que pueden terminar con esta especie y por ende con su economía.