Sistecozome, Empresa Inoperante y Sin Finiquitos e Ex Choferes

* Además de que está por desaparecer formalmente la empresa de transporte urbano Sistecozome, actualmente todavía hay choferes que no han recibido su finiquito y las unidades resultan inoperantes.

Por Mauricio Lira Camacho
Noticiaspv

La empresa estatal de transporte urbano denominada Sistecozome, sigue arrastrando lastres en sus problemas laborales y de deterioro de sus múltiples unidades en el municipio de Puerto Vallarta. Considerada anteriormente un trampolín para políticos de los gobiernos en Jalisco, ya hace algunos años dejó de ser de interés para la autoridad gubernamental, en materia de prestación de servicios.

Sistecozome, junto con las otras dos líneas del transporte urbano, como son la Alianza de Transportistas y la Unión de Permisionarios, tienden a la formal desaparición.

Según los últimos anuncios hechos en Puerto Vallarta, por la anterior autoridad de la secretaría de movilidad, era un hecho la desaparición de estas dos razones sociales, para dar paso a nuevas empresas que con modernización y sistema innovador de administración, darán mejor servicio a los miles de usuarios en este destino.

En la actualidad el vallartense, sigue padeciendo la pésima operación de empresas que solamente ven ganancias para sus patrones, sin tomar en cuenta las necesidades sociales.

Hoy más que nunca la gente local y el turismo que visitan este balneario, necesitan de transporte de primer mundo. La empresa del Sistecozome ha venido operando desde hace varios años con números rojos, y por ello las autoridades anunciaron hace dos años su inminente desaparición, trayendo consigo múltiples problemas de tipo legal, básicamente con los conductores de las unidades.

Cabe destacar que en el pasado, había secretos a voces de lo que pasaba en la empresa, con representación en Puerto Vallarta. En el Sistecozome estuvieron corriendo al personal administrativo y choferes, el jefe de personal Víctor Lías llamó en su momento a cada uno de los trabajadores, con el objetivo de notificarles el aviso de despido y pago de finiquitos.

Y seguiría por las siguientes semanas, con la excusa de que la empresa trabaja siempre con números rojos.
Y de que los choferes se robaban pasaje, acusaciones infundadas, consideraron algunos.

Este jefe administrativo siempre se junta con una bolita de choferes a quienes consciente y con quienes seguido toma cervezas.