Sindicalizados Prefieren “Batallar” con Servicios Médicos, que Afiliarse al IMSS

  • Proponen no al pago de facturas a esposas de funcionarios y regidores que prefieren atención médica en hospitales privados a costa del erario, “o todos coludos o todos rabones”

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Ante autoridades del seguro social y el ayuntamiento, empleados sindicalizados fijaron su postura de seguir batallando con servicios médicos municipales, que afiliarse al Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS.

Dijeron no a la iniciativa, mejor conocida como modalidad 38, según se explicó.

La principal queja que tienen los trabajadores del sindicato municipal, es que la cosa no es pareja, pues exigen que las esposas de funcionarios de primer nivel y regidores, reciban el mismo servicio médico que todos los empleados, pues prefieren atenderse medicamente en clínicas y hospitales privados a costa del erario.

“Que no les paguen sus facturas, incluso empleados que con influencias piden las mismas canonjías”, se supo.

La tarde de este lunes hubo asamblea informativa de empleados únicamente sindicalizados, misma que fue convocada por el secretario general del sindicato, Gilberto Lorenzo Rodríguez, a la que invitó a autoridades del IMSS y de la propia comuna.

Asistieron, el oficial mayor administrativo, José Barbosa, el director de servicios médicos, Jorge Villanueva (hijo), el regidor panista Héctor Gallegos de Santiago, el de Nueva Alianza, Moisés Villaseñor, el subdelegado Rogelio Enrique Curiel, Eduardo Montero Villa de servicios médicos de dicha institución, Elizabeth Rosas Trujillo de afiliación.

De un total de 1, 800 trabajadores sindicalizados, asistieron al CECATUR solamente 800, pero bastó esa cantidad de empleados para que fijaran de nueva cuenta su postura, “no al IMSS”.

Lo anterior gritaron trabajadores al unísono, luego de que Gilberto Lorenzo Rodríguez repitiera en más de una ocasión lo que dijo Pepe Barbosa, “si la base de trabajadores no quiere afiliarse ésta no será obligatoria”.

La reunión duró exactamente una hora, en la que los argumentos que presentaron los representantes del IMSS no convencieron a la base laboral que refutó punto por punto un servicio deficiente que presta dicha institución federal a los derechohabientes.

A pesar de que se despejaron dudas a los empelados, éstos no se dejaron convencer, bajo el argumento de que es mejor hacer más eficiente el trabajo en servicios médicos municipales.

La solución, dijeron, no es cambiar de institución, sino la cuestión económica.

Se dijo que la modalidad 38, establece únicamente a la prestación de servicios médicos al IMSS, no se cambian las prestaciones ni se limitan.

Lo anterior porque no se trata de un cambio de patrón, expusieron los representantes.

De acuerdo con voces que representaban a la comuna desde el 2008 a la fecha, se viene arrastrando una situación de detrimento e insostenible para el gobierno seguir pagando a servicios médicos municipales.

La situación se presume insostenible y caótica en 15 años si no se toman alternativas.

Se aclaró que servicios médicos no desaparecerá, sino solamente se transformará, pero seguirá prestando beneficios a los empleados y beneficiarios.

Año con año el gasto en servicios médicos municipales aumenta gradualmente hoy se deben pagar 45 millones de pesos, pero si la situación sigue igual esta cifra ascenderá a 52 millones de pesos.

La incorporación al IMSS solamente costará al erario 25 millones de pesos, se dijo.

Por lo que hubo trabajadores que dijeron, la cuestión es solamente de mejorar el servicio médico municipal.

Se comentó que servicios médicos no puede competir con servicios de segundo y tercer nivel del IMSS.

La afiliación a ese instituto representará un aproximado de 13 beneficiarios, entre directos e indirectos de manera familiar.

En su participación, el regidor del PAN, Héctor Gallegos de Santiago, dijo que en el pleno del ayuntamiento lo que se aprobó fue la incorporación de los trabajadores, siempre y cuando la base laboral así lo decidiera.

O todos coludos o todos rabones, se dijo, ante la aprobación de los empleados, nadie por excepción a la incorporación de servicios médicos al IMSS.

Posteriormente, en sesión de ayuntamiento que estaba programada para las 18 horas de este mismo lunes, el alcalde Salvador González tocó el tema del IMSS y fue claro al señalar que aún cuando hubiera 10 empleados municipales en contra de la incorporación al seguro social, a nadie se le forzará la afiliación, “lo dijimos siempre desde un inicio”.

Carlos Efraín Yerena aseguró que la tónica es la falta de información, eso es todo, por lo que anunció desde este lunes, personal de la oficialía mayor administrativa ha estado yendo a cada una de las dependencias de la administración, con el objetivo de que empleados incluso de confianza sepan de las bondades de incorporar el servicio médico al IMSS.