Sin resolver la muerte del joven del Centro de Rehabilitación de Bucerías

La Fiscalía de Nayarit aun no informa resultados de las investigaciones en los hechos ocurridos en la Comunidad Terapéutica “Vivir en la Verdad”

Por La Redaccion
NoticiasPV.Com

La Fiscalía de Nayarit al parecer dio carpetazo a las investigaciones en torno a la muerte de un interno que perdió la vida misteriosamente en hechos ocurridos hace aproximadamente dos meses en las instalaciones de un centro de rehabilitación ubicado en el poblado de Bucerías, Nayarit.

Se conoce que fue en el mes de Enero del 2019, cuando las autoridades policiacas de Bahía de Banderas, fueron enterados de que al Hospital de El Tondoroque, había arribado una persona a bordo de un vehículo Nissan, tipo Tsuru, de color blanco, con un joven de aproximadamente 20 años de edad, al cual lo ingresaron inconsciente al nosocomio, donde fue recibido en su momento por el doctor de guardia y su personal.

Aunque las autoridades Judiciales no proporcionaron muchos detalles, trascendió en su momento que la persona que llevaba al joven inconsciente en el vehículo, identificado con el nombre de Martín, “N”, de 59 años de edad, con domicilio en camino a La Misión, quien dijo ser voluntario del Centro de Rehabilitación “Vivir en la Verdad”, argumento que este estaba internado en el Centro de Rehabilitación, conocido también como Comunidad Terapéutica “Vivir en la Verdad”, ubicado por el camino de terracería que conduce de Bucerías a San Vicente, el cual al ser recibido por los galenos, ya no presentaba signos vitales, siendo informado lo anterior a las autoridades policiacas por el médico encargado del hospital, ese día que llevaron al joven, vecino de Puerto Vallarta, del que se dio a conocer también que padecía esquizofrenia.

El personal de la Agencia Estatal Investigadora, fueron enterados del reporte por parte del Centro de Atención Ciudadana, quienes les informaban que al hospital de El Tondoroque, habían ingresado a la sala de urgencias a la persona del sexo masculino, el cual ya no contaba con vida, siendo los elementos de la Policía Estatal Preventiva, los que llegaron al lugar como primeros respondientes a bordo de la unidad radio patrulla, que era tripulada por los elementos Jesús Feisbel, Alfonso Ortiz y Ramiro Gutiérrez, los cuales al arribar al hospital para verificar los hechos, fueron enterados del deceso del hombre por parte del personal médico y de la persona que lo llevó en el Nissan, Tsuru, el cual manifestó a los agentes policiacos que el joven de 20 años de edad que ingresaron inconsciente al nosocomio, este identificado con el nombre de Jorge, “N”, con domicilio en Fluvial Vallarta, se encontraba internado en el Centro de Rehabilitación, agregando que dicha persona después de haber ingerido sus alimentos se fue a recostarse a los dormitorios, pero más tarde al notar que no respiraba, el voluntario le pidió a sus compañeros que le dieran alcohol para tratar de reanimarlo, sin lograr hacerlo reaccionar, por lo que lo suben al vehículo ates mencionado y lo trasladan al hospital de El Tondoroque, en donde dijo que al revisarlo el doctor Omar Alberto Delgado, , este les comentó que la persona ya no presentaba signos vitales.

Los agentes de la Fiscalía, toman conocimiento del deceso del joven interno, y luego dieron aviso al personal de Servicios Periciales para que acudieran a realizar su trabajo, siendo enterados también el agente del ministerio Publico de guardia, el licenciado Francisco Zúñiga, quien luego de proporcionarles el numero para realizar la carpeta de investigación, les dio indicaciones, haciéndose cargo del caso los agentes de la policía investigadora adscritos a Jarretaderas, los cuales procedieron con las averiguaciones conducentes, que realizaron de manera sigilosa y que hasta este momento, después de casi dos meses de los hechos ocurridos donde perdió la vida este joven Vallartense, aún no han presentado avance alguno de las investigaciones para tratar de esclarecer la muerte de Jorge “N”, de quien también trascendió que al parecer en la necropsia practicada por personal del SEMEFO, le encontraron huellas de violencia, sin saber hasta el momento si se las causó él mismo o fueron provocadas, pues trascendió de fuentes extraoficiales que también le detectaron algunas huellas de supuestas ataduras en sus pies y manos, además del cuello, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades de la Fiscalía General del Estado, quienes tampoco lo han desmentido en algún comunicado oficial, en torno a la misteriosa muerte de este joven esquizofrénico, quien era vecino de Puerto Vallarta y que fue internado por sus familiares en el centro de Rehabilitación, conocido también como Comunidad Terapéutica “Vivir en la Verdad”, ubicado en el poblado de Bucerías, Nayarit, en el municipio de Bahía de Banderas.

Compartir