Sin pruebas ni exámenes, autoridades de Jalisco intentan entregar cenizas a familia de desaparecido

* En un comunicado, Fundej se quejó de las dudas sobre el trabajo de la Agencia del Ministerio Público 12/C, especializada en la atención de denuncias por desaparición de personas, en Jalisco.

GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- Por tercera ocasión en menos de un mes, autoridades estatales intentaron entregar las cenizas de un hombre desaparecido a sus parientes, sin contar con los exámenes periciales y forenses que identificaran plenamente a la persona y sin aportar las pruebas necesarias para cada uno de los expedientes de las más de 2 mil 300 víctimas en Jalisco, denunció la organización civil Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco (Fundej).

Ante la situación ese organismo aseguró que ya hizo saber su inconformidad al director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Luis Octavio Cotero Bernal y a otros funcionarios.

La organización adelantó que prepara acciones legales contra las omisiones y negligencias en que incurren el Ministerio Público, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y la Fiscalía General del Estado (FGE).

En un comunicado, Fundej se quejó de las dudas sobre el trabajo de la Agencia del Ministerio Público 12/C, especializada en la atención de denuncias por desaparición de personas.

Además, cuestionó la labor de la Fiscalía General y del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses por la falta de exámenes periciales y de orden forense.

“Ellos querían entregarle las cenizas de un cuerpo que fue cremado (a los familiares) sin habérsele tomado la prueba de ADN y sin realizar la confronta con el perfil genético que a nuestra compañera le fue tomado cuando presentó la denuncia por la desaparición de su hijo”, indicó el organismo.

Fundej omitió los nombres del desaparecido y de sus familiares, pero aclaró que “la cremación de los cuerpos de las personas no identificadas que aún realiza el IJCF, con el aval y autorización de la Fiscalía General de Jalisco, es totalmente violatoria de nuestros derechos humanos y de nuestros derechos como víctimas porque las autoridades tienen “la obligación de no cremar restos humanos hasta en tanto haya una sentencia ejecutoria”.

También argumentó que la Ley General de Víctimas establece esa disposición en lo que corresponde al artículo 21.

Fundej denunció que ese intento de entrega de cenizas sucedió los días 19 y 20 de noviembre, y corresponden a la desaparición de un joven de quien no se sabe nada desde el 19 de enero de 2010, cuando desapareció en el municipio de San Sebastián del Oeste.

“La Fiscalía, no obstante, afirma que éste fue encontrado sin vida el 17 de febrero de 2013 en Zapopan. Al no existir pruebas que puedan confirmar al 100 por ciento que ese cuerpo corresponde al de su hijo, nuestra compañera rechazó la entrega de las cenizas y junto con el colectivo está preparando acciones jurídicas importantes por la manera vil en que violaron sus derechos”, detalló la organización.

Las familias que integran Fundej buscaron a Luis Octavio Cotero Bernal, director del IJCF y al coordinador del Servicio Médico Forense, Eduardo Mota Fonseca, para manifestarles su inconformidad ante este hecho.

Los inconformes anunciaron que emprenderán acciones legales ante la negligencia o las omisiones detectadas.