Sigue Bucerías en el Abandono Pésima Imagen Visual en Zona Centro

Son esfuerzos inútiles por parte de comerciantes y delegación para remozar zona centro de Bucerías, se requiere de una fuerte inversión para reconstruir el camellón del acceso principal a este destino turístico de Bahía de Banderas

Por Paty Aguilar

La zona centro del poblado de Bucerías se encuentra en estado deplorable, por un lado la invasión de áreas públicas de vendedores ambulantes, fijos y semifijos sin control alguno de la imagen visual de sus puestos, por otro lado, la primera parte del camellón de la vialidad principal que lleva a la plaza, con jardineras viejas y percudidas y como tercera observación, pululan sobre plaza y camellón personas desquehaceradas que beben bebidas alcohólicas a la luz del día; esto es el escenario cotidiano de la zona centro de Bucerías.

Tony Macías, el Veneno, dirigente de los vendedores fijos y semifijos de esta comunidad, así como el delegado, Filiberto Quintero, sin el apoyo del VIII Ayuntamiento de Bahía de Banderas, han intentado sin conseguirlo, remozar la zona centro y zona dorada de esta comunidad, pero sus esfuerzos han sido inútiles, no se nota lo que han hecho, mientras tanto la imagen visual de esta parte de Bucerías, sigue deteriorándose diariamente.

Desde la primera administración de Héctor Paniagua Salazar, 2002/2005, se dio a conocer un ambicioso proyecto para construir una lujosa mega plaza integral en Bucerías, la cual quedó solo en papel y en discurso. Con Jaime Cuevas, se intentó dar seguimiento a este proyecto, luego nuevamente, Héctor Paniagua, lo intentó durante el trienio 2008/2011, pero nada se pudo hacer y ahora, con Rafael Cervantes, este ni siquiera se ha tomado el tiempo de tan solo poner sus pies en Bucerías; en este pueblo, no hay nada de ganancia para él, ni siquiera votos a favor de su grupo político, si es que lo tiene todavía.

Así que en los próximos dos años no se avizora que Bucerías pueda recibir una fuerte inversión para rescatar la imagen visual tan deteriorada de la zona centro y mientras tanto, los habitantes y comerciantes de esta área, ni cuenta se dan de lo que les ocurre o si se dan cuenta, les es imposible hacer algo al respecto, ni siquiera tienen la fuerza y la voluntad de exigir al Ayuntamiento que se les atienda y tampoco cuenta con líderes naturales que tengan la capacidad de buscar que el Gobierno de la Gente destine fondos federales y estatales para reconstruir su zona centro como se hizo en Sayulita, San Pancho e Higuera Blanca.

Bucerías pues, es un desastre, tanto en infraestructura urbana como en imagen visual y su decadente convivencia social.