SIEDO Atrae Investigación de la Ejecución de Militares

*Averiguan el crimen del Marino y del Sargento

La Procuraduría General de Justicia del Estado, dio a conocer que la Subprocuraduría de Investigación Especializada contra Delincuencia Organizada, atrajo las investigaciones en torno a la ejecución de los dos militares ocurridas en el mes de julio, tanto en la delegación de Ixtapa, como en la sierra de San Sebastián del Oeste.

Se dio a conocer que la poca información que ha fluido al respecto, fue entregada a la Procuraduría General de la República, quien a su vez la derivó a la SIEDO, mismos que ya han iniciado las averiguaciones correspondientes.

Se informó que uno de esos casos, era el del elemento de la Armada de México que fue asesinado a balazos, en la puerta de la casa de sus padres, en la delegación de Ixtapa, en tanto que el otro era el asesinato del Sargento del Ejército Mexicano, mismo que fue encontrado mutilado y sepultado en una fosa común.

Se informó incluso, que elementos de la Policía Municipal han detectado vehículos con sujetos armados, mismos que al ser investigados, se identifican como elementos federales, entonces los elementos de la Policía Municipal pasan a ser revisados por los federales.

Se informó que como uno de los elementos asesinados era vecino de Bahía de Banderas, hasta ese municipio han trascendido las investigaciones, por lo que la presencia de los federales en la región, aunque no se nota, existe.

Tal como se dio a conocer en su momento, la tarde del domingo 17 de junio, el elemento de la Armada de México, Erick Villaseñor Becerril, de 34 años, había llegado a visitar a sus padres para festejar ese día.

Andaba acompañado de un elemento de la Policía Municipal, cuando llegó un auto compacto con al menos dos sujetos armados con Cuerno de Chivo, mismos que corrieron del lugar al elemento de la Policía Municipal y enseguida rafaguearon al marino, el cual cayó muerto.

Esto desató fuerte operativo de los elementos de la Armada de México, que comenzaron a revisar hasta a los mismos elementos de la Policía Municipal, Estatal, Investigadora y a cuanto reportero se les ponía enfrente.

Los resultados fueron nulos, ya que no sacaron nada de información que los llevara a aclarar la muerte de su compañero.

PGR solicitó le fuera entregado el expediente y entonces se comenzó con las investigaciones en torno a este asesinato.

Posteriormente, el 23 de julio trascendió el levantón del Sargento Eusebio Hernández Ortiz, de 38 años de edad, conocido entre sus compañeros como “El Chino”, con domicilio conocido en Bahía de Banderas, Nayarit.

Se dijo que esta persona andaba junto con otra en la delegación de Ixtapa, cuando fue abordado por sujetos armados, sin embargo, ya no apareció.

El Ejército comenzó con sus investigaciones y eso llevó a la detención de Carlos García Gutiérrez, alías “El Caimán”, mismo que al ser investigado, confesó el lugar donde tenían un narco campamento y el sitio en donde habían enterrado a cinco personas.

Al acudir al lugar, se dieron cuenta de que uno de esos muertos era el elemento del Ejército Mexicano, el cual había sido mutilado.

Ante estos hechos PGR atrajo las investigaciones y posteriormente el personal de la SIEDO, quien sigue trabajando en torno a estos hechos.