¿Saltarse el Desayuno Adelgaza?

* Un nuevo estudio de la Universidad de Alabama ha comprobado que omitir la primera comida del día no tiene nada que ver con estar más gordo o más delgado.

ABC.es.- La importancia del desayuno se inculca desde las edades más tempranas. Saltarse la primera comida del día – y la más importante- puede provocar pérdidas de concentración, sensación de cansancio o estreñimiento, mientras se aumenta el riesgo de diabetes, infartos y obesidad, pues se tiende a cenar más. Sin embargo, un nuevo estudio, que el próximo mes de agosto va a publicar la prestigiosa revista «American Journal of Clinical Nutrition», cuestiona que la primera comida del día tenga relación con el peso.

Emily Dhurandhar, de la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB), ha capitaneado al equipo de investigadores del estudio «La eficacia de las recomendaciones en el desayuno en torno a la pérdida de peso». Se trata de un ensayo aleatorio con el que han querido comprobar si es cierto, como los especialistas siempre han defendido, que el desayuno reduce las posibilidades de sufrir obesidad.

Para ello, los expertos pusieron a prueba a un total de 309 participantes con sobrepeso y obesidad. Durante 16 semanas, la mitad de ellos desayunó, mientras que los demás se saltaron la primera comida del día. ¿El resultado? No hubo efecto significativo alguno en la pérdida de peso.

«Ahora que sabemos que la recomendación general de desayunar todos los días no tiene un impacto diferencial sobre la pérdida de peso, podemos seguir adelante con el estudio de otras técnicas para mejorar la eficacia», ha declarado Dhurandhar a «Forbes», pues se trata de entender por qué saltarse el desayuno no influye en la pérdida de peso a pesar de que la primera comida del día, como ya está demostrado, influye en el apetito y el metabolismo de las personas.

A pesar de estas conclusiones, los investigadores recuerdan que tan solo han analizado la relación entre el peso y el desayuno, no otros efectos tan importantes a los que también afecta saltarse la primera comida del día, como a la salud cardiovascular o metabólica. Así que, de momento, será mejor desayunar y ponerse a dieta sin perder la cabeza.