Regresan a Clases los Alumnos de la Escuela “Adolfo López Mateos”

* Se eliminaron los riesgos que existían para los menores y sus maestros, y en los siguientes días se continuará con las acciones complementarias que permitirán tener un plantel en óptimas condiciones.

Como resultado a las acciones emprendidas por el gobierno municipal, los alumnos de la escuela primaria Adolfo López Mateos, en la colonia Agua Azul, regresaron este miércoles a clases, tras haberse constatado que las condiciones del inmueble son seguras y realizar las adecuaciones necesarias para que esta comunidad educativa pudiera retomar sus actividades.

Fue durante la entrega de apoyos del programa ‘Salud en Movimiento’, realizada en esta institución educativa, en donde el presidente municipal, Ramón Guerrero Martínez, confirmó el interés de este ayuntamiento por garantizar las condiciones de seguridad de quienes todos los días acuden a esta escuela, motivo por el que desde hace algunos días, se trabaja en la atención de este tema.

“En los pasados días se hizo el estudio geológico donde nos da la certidumbre de que este plantel es habitable y que si había que hacer algunas adecuaciones, algunas correcciones en base a su estudio, hoy el gobierno municipal lo esta haciendo porque es voluntad de ustedes”, aseveró el primer edil.

Por su parte el director de Infraestructura y Servicios, Oscar Delgado, detalló los trabajos que ya se llevaron a cabo y los que continuarán en los próximos días, como es la rehabilitación de la pintura en las aulas, la reparación del circuito eléctrico que presentaba costos en algunos contactos y hoy se ha eliminado el riesgo, además de las labores de limpieza.

Asimismo, se llevó a un especialista para hacer un dictamen geológico de la estructura del cerro que se encuentra en la parte de atrás, quien determinó que es estable y no representa peligro para los alumnos y la escuela, y que lo sucedido con la ladera, se debió a lluvias atípicas y la alteración superficial de la roca, por lo que se implementarán medidas para evitar futuros deslizamientos.

“El cerro no se va a deslizar, está anclado, lo que debemos aprovechar es el agua que se almacena y para evitar futuros deslizamientos; debemos y podemos hacer un programa entre todos de poner pasto en las laderas del cerro para que no ocurran estos deslizamientos, construir drenes de dos y tres pulgadas de diámetro a profundidades de un metro pasando por los muros, para darle salida al agua que tiene acumulada nuestro cerro. Vamos a incrementar la vegetación de nuestro cerro para que no tengamos estos pequeños deslaves y el muro de mampostería que tenemos, lo debemos retirar y volverlo a levantar desde el cimiento”, describió el funcionario.

También explicó, se construirá un tanque de uno por un metro para poder captar los escurrimientos y después llevarlos con una tubería de tres pulgadas hacia un tinaco, para que ésta agua sea aprovechada por la institución en los baños o en el riego de las áreas verdes. Otra de las acciones a realizar es la impermeabilización de la escuela, por lo que el fin de semana se trabajara en el retiro del recubrimiento actual, para después poner un enladrillado común, colocando un hormigón y ladrillo de azotea, para brindar mayor protección.

Ante estos trabajos el supervisor de Educación de la Zona 105, Moisés Villaseñor, agradeció al primer edil el apoyo que ha dado para resolver los problemas de esta escuela y brindarles un mejor espacio a los profesores y estudiantes.

“El presidente municipal mete mano dura y resuelve de una vez por todas el peligro que acechaba a esta escuela, por eso me es grato a mi decirles que los niños y los padres de familia de esta colonia y de colonias aledañas, pueden estar tranquilos porque hay personal del ayuntamiento extendiendo la mano a la educación de este municipio, nos complace mucho que esta institución está siendo reparada y revisada desde el cerro, lo eléctrico, el techo y los muros, todo lo que pudiese poner en peligro a esta comunidad”, destacó el profesor.