Registran deslaves por tormenta en carretera 544; continuará cerrada

* Había serias afectaciones hasta el fin de semana, se sabe que la tormenta había caído en la zona hasta con 100 mm de intensidad.

Redacción NoticiasPV

Aunque hasta el momento no se tiene un reporte completo de evaluación por parte de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco (UEPCB), se sabe que la tormenta de anoche pegó fuertemente en la zona de la carretera 544, por lo que podría tener mayores afectaciones, tras de que el fin de semana se anunciara que permanecería cerrada al menos diez días más, por los estragos de otra tromba acaecida el miércoles pasado.
Lo anterior fue confirmado por el comandante en la región de la UEPCB, Arturo García Pulido, al ser entrevistado sobre los primeros reportes que se tenían de la lluvia de este domingo, la cual inició aproximadamente a la ocho de la noche.

En ese sentido, el comandante manifestó que sería en unos momentos que se trasladarían a la zona de la carretera, aunque sí se sabía que había algunas afectaciones más, aunque sería hasta realizar un recorrido con luz de día que se podría saber más.

“En la parte norte donde ese encuentra la carretera 544 se registró fuerte la lluvia, la cual continúa cerrada igual, se registró fuerte la lluvia, en unos momentos más vamos a salir para allá para continuar con la evaluación”.

Señaló además que su equipo se encuentra trabajando en las colonias afectadas del municipio desde el momento miso en que comenzó a llover en la región.

“De manera general prácticamente estamos activados con todo el personal desde que inició esta tormenta que afectó Puerto Vallarta, sobretodo en la zona alta de montaña y urbana, principalmente en la zona sur”.
Finalmente señaló, que en la zona de montaña la tormenta había sido de aproximadamente 100 mm; mientras que en la parte urbana de Puerto Vallarta, la intensidad había sido de entre 70 y 80 mm.

Apenas el fin de semana la UEPCB; así como la Secretaría de Infraestructura habían anunciado que la carretera 544 había sufrido un gran socavón a la altura del kilómetro 51 más 700, por lo que se buscarían abrir rutas de desvío, trabajos que durarían entre diez y quince días.