Puerto Vallarta no Debería de Promocionarse como “Gay Friendly”: Iglesia Católica

*Afirma iglesia Católica que la promoción debe de ir a un segmento familiar y no como lo han hecho en los últimos años, donde promueven el segmento gay, olvidando los valores familiares y morales...

Redacción NoticiasPV

Puerto Vallarta debe de ser promocionada como un destino en el que las familias vengan a disfrutar y no como “Gay Friendly”, como se ha hecho en los últimos años por parte del Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta como uno más de los segmentos que se explotan en el destino.

Lo anterior fue demandado por Juan Luis Casillas, vocero del obispado de Tepic en la región costa y norte de Jalisco, al ser cuestionado sobre las últimas campañas publicitarias en que se habla de Puerto Vallarta como destino “Gay Friendly”, en especial las lanzadas en la página del Fideicomiso.

En ese sentido el clérigo manifestó que es un error Publicitar a Puerto Vallarta como destino “Gay Friendly”, ya que esto daña la dignidad humana, por lo que se deben revisar bien las políticas para ver hacia qué clase de turismo es el que se quiere llegar.

“Es una mirada muy superficial de la sexualidad humana, mirar el placer temporal que se compra y que se vende también denigra a la persona, porque se le está reduciendo a un objeto de compra, la persona no es un objeto que se compra o que se usa al antojo de cualquiera, la persona completa desde la Fe tiene la dignidad de ser hijo de Dios, pero se da en muchos lugares, yo desconozco los datos, pero sí la Iglesia lo condena profundamente”.

Agregó que Puerto Vallarta es mucho más que ese lugar que se pueda hacer lo que quieres, manifestando ser muy bueno que un lugar turístico sea amigable y amistoso con todo mundo, que bueno que al turista que llegue, la gente de Puerto Vallarta sea amable, pero para todos no nada más para unos cuantos, acotó.

Comentó además que Puerta Vallarta tiene una riqueza cultural de paisajes, que incluso presume a sus compañeros, que tener el mar de un lado y la montaña del otro y que tiene gente de mucha tradición católica, porque se tiene gente muy amable.

Finalmente aclaró que como ciudad se debe tener muy claro que es lo que se quiere y que es lo que se promueva, para evitar este tipo de publicidad que sólo daña la dignidad humana.