No pudieron acallar voces de vallartenses; claman justicia por Ayotzinapa

* Tranquilos, respetuosos y vestidos de negro, los jóvenes de Puerto Vallarta y la sociedad civil se hicieron presentes para marchar del estadio "Agustín Flores Contreras" hasta el kiosco de la ciudad para apoyar el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Aún sin su desfile revolucionario los jóvenes claman justicia.

Por Lorena Moguel
NoticiasPV

Mientras que el gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, canceló el desfile cívico militar conmemorativo a la Revolución Mexicana, con miras a acallar las voces de los mexicanos por el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Puerto Vallarta fueron decenas de jóvenes quienes se congregaron en la explanada del estadio “Agustín Flores Contreras”, para condenar el hecho que hoy lastima a la sociedad de este país.

Si bien no fueron miles, es un hecho que los jóvenes vestidos de negro y pertenecientes a diversas instituciones educativas de nivel medio superior, se sumaron a este llamado solidario por la desaparición de los jóvenes desaparecidos, quienes de forma tranquila y pacífica se organizan para marchar de la explanada del estadio municipal hasta la plaza de armas, en el kiosco de las afueras de la presidencia municipal.

Desde las 08:00 horas NoticiasPV se hizo presente para atestiguar la presencia de quienes arribaban a este punto, convocado desde hace días. Primero eran 2, después 3 y a las siete personas que se contó, llegó personal de la Secretaría de Gobernación, asignados a Puerto Vallarta, quienes filmaban y tomaban fotografías de los presentes. Eso sí, bien vestidos en color negro, para pasar desaparecidos entre la multitud.

De la misma manera se pudo observar la presencia de los agentes de tránsito municipal, quienes se hicieron presentes con la persona que organizaba; se puso a sus órdenes y dijo estaban para apoyarlos en el recorrido, con miras a protegerlos de su integridad.

Acto seguido, fueron llegaron varios jóvenes estudiantes, quienes primero se congregaron en una de las esquinas del estadio municipal y después se concentraron en la explanada. Llevaban sus pancartas con mensajes alusivos al caso Ayotzinapa. Tranquilos, sonrientes, respetuosos y fortalecidos con la idea de que poco a poco iban llegaron más jóvenes.

Y es que, uno de sus organizadores es Luis Fernando Sánchez Robles, quien llegó con mantas, pancartas alusivas y en contra de las acciones del Gobierno Federal por este hecho que lastima a la sociedad mexicana.

Hasta las 09:45 horas sumaban más de cien los presentes, entre estudiantes, padres de familia, niños y sociedad civil.