Papa Francisco visita Chiapas, el estado mexicano indígena menos católico y más pobre

* Este es el tercer destino del sumo pontífice en su gira por México, que durará hasta el 17 de febrero.

Actualidad.rt.com/ Durante su estancia en el estado mexicano de Chiapas el sumo pontífice tiene planeado, entre otras actividades, celebrar una misa con comunidades indígenas, visitar la catedral de San Cristóbal de las Casas en el municipio homónimo y encontrarse con familias en el estadio de fútbol Víctor Manuel Reyna en Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado.

Según escribe la publicación ‘El Financiero’, Chiapas es el estado menos católico de México. Ahí el Vaticano cuenta con un 58% de adeptos, frente a la media nacional de 83%. Varios expertos opinan que esta baja cifra de católicos se debe en parte a que la Iglesia no permitía las misas en lenguas indígenas en una región donde una gran parte de la población no habla español. Chiapas es también, con tres cuartas partes de sus habitantes viviendo en condiciones de pobreza, la región menos próspera de México.

Este es el tercer destino del sumo pontífice en su gira por México, que durará hasta el 17 de febrero.

LO QUE SE PUBLICA EN MÉXICO SOBRE LA VISITA DEL PAPA AL ESTADO MÁS POBRE DE MÉXICO Y MENOS CATÓLICO

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., (apro).- Quince minutos antes de las ocho de la mañana, el Papa Francisco emprendió su viaje a esta diócesis, convirtiéndose en el primer líder de la iglesia católica en visitarla.

La diócesis de San Cristóbal de las Casas fue fundada el 19 de marzo de 1539; ahí han oficiado al menos 37 obispos, dos de ellos figuras históricas de la defensa de los pueblos indígenas, Fray Bartolomé de Las Casas y Samuel Ruiz García.

La Diócesis de San Cristóbal de Las Casas es la quinta más antigua, después de Tlaxcala, México, Morelia y Oaxaca. Aunque originalmente era llamada la Diócesis de Chiapas, en 1957 fue conformada como la Diócesis de Tapachula, y en 1965 la Diócesis de Tuxtla.

Aunque se creó en 1539, los primeros dos obispos nombrados nunca llegaron, por lo que fue hasta en 1545 que tuvo un líder: Fray Bartolomé de Las Casas.

En la historia de la diócesis se reseña que a pesar de no haber permanecido aquí más de un año, “a toda hora predicó el Evangelio, cuyas ‘semillas´ descubrió en las culturas autóctonas, empeñándose en rescatarlas y darles su justo valor. Su trabajo más trascendente fue en las Cortes Españolas y en sus Universidades, donde denunció la pobreza, explotación, desprecio y marginación que los pueblos indios sufrían a mano de los conquistadores”.

Ese obispo, cuya memoria dio nombre a esta ciudad, murió en Madrid el 17 de julio de 1566.

Bustos, organismos de derechos humanos, centros de estudios y archivos históricos honran su memoria “siguen siendo interpelación para trabajar decididamente en favor de los hermanos, hombres y mujeres, que sufren, e inspiración para comprometernos en la defensa de sus derechos, no sólo como personas sino como pueblo, buscando ser fieles al Evangelio del Señor”.

El obispo Samuel Ruiz García fue consagrado en San Cristóbal el 25 de enero de 1960. Como obispo coadjutor, Raúl Vera llegó el 4 de octubre de 1995; fue trasladado a Saltillo a fines de 1999. El actual obispo, Felipe Arizmendi Esquivel, asumió su cargo el 1 de mayo de 2000. El 10 de Julio de 2003 fue ordenado Monseñor Enrique Díaz Díaz, Obispo Auxiliar, ahora designado Obispo Coadjutor.

Felipe Arizmendi Esquivel ha presentado su renuncia por haber cumplido los 75 años de edad, misma a la que no ha dado entrada el Vaticano.

El territorio de esta Diócesis donde el Papa Francisco estará este lunes 15 comprende 36 mil 821 kilómetros cuadrados. En ella trabajan 100 sacerdotes -44 diocesanos, 17 extradiocesanos y 39 religiosos-, 329 diáconos permanentes, 8 mil catequistas y 300 agentes de animación y coordinación pastoral. Se atiende a 2 millones 39 mil 592 feligreses que viven en 2 mil 500 comunidades dispersas, en su mayoría rurales e indígenas. El 62.77 por ciento se declara indígena, de cinco etnias. Para su organización, la Diócesis comprende al menos siete zonas pastorales.

La iglesia que construyó el obispo Samuel Ruiz García es la primera y única diócesis que dirigió como obispo; tras un Sínodo Diocesano que duró cinco años y participaron todos los líderes religiosos y la feligresía, marcó su línea pastoral.

Es una Iglesia de opción por los pobres. Los predecesores del Papa Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI, nunca la visitaron en sus giras por México.