Padres de Familia Tomaron Edificio de la Secundaria La Misión

* Casi una hora después de que los padres de familia decidieron tomar el edificio y suspender clases, los SEPEN, desde Tepic, instruyó al director de la Secundaria, apoyar a los padres de familia y junto con ellos hacer uso de las instalaciones.

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Luego del incumplimiento por parte de la constructora Dynámica y el presidente municipal de Bahía de Banderas, José Gómez Pérez, de no entregar el edificio de la secundaria del fraccionamiento La Misión de la comunidad de San Vicente en tiempo y forma y en óptimas condiciones, padres de familia decidieron tomar el edificio que aún no cuenta con servicio eléctrico, sin embargo, fueron las condiciones insalubres en que sus hijos estaban tomando clases lo que los obligó a tomar estas medidas.

Se trata de un edificio escolar que debió haberse entregado desde hace más de dos años, pero que por diversos motivos la constructora no había concluido la construcción, luego el alcalde, José Gómez, hizo compromiso con los padres de familia hace como un año con plazo de entrega que nunca llegó, hasta que los padres de familia decidieron meterse y con ello obligaron también a los SEPEN a aceptar que sus hijos tomaran clases en dicho edificio que no cumplía con las especificaciones y es que se tuvo que cambiar todo el sistema eléctrico que quedó prácticamente listo una semana antes de las vacaciones decembrinas, pero tenía un detalle, el centro de control de este sistema no era el adecuado y por ello los SEPEN no aceptaron la entrega del edificio.

Es el caso que este día lunes 11 de enero 2016, un grupo de padres de familia, encabezados por el presidente de la Asociación de Padres de Familia, Miguel Sánchez, ya no permitieron que sus hijos entraran a las aulas móviles donde estaban tomando sus clases que ya presentaban pisos quebrados y los sanitarios móviles estaban convertidos en una inmundicia por falta de agua, por lo que señalaron que ni un día más tomarían clases en ese lugar por lo que quedaban suspendidas hasta que se respetara su decisión.

Casi una hora después, el director, profesor, Santos Quiñonez, recibió instrucción por parte de Los SEPEN, para que se unieran a los padres de familia y que a partir de ese momento se le autorizaba para empezar a dar clases en el nuevo edifico. De inmediato se pidió a los alumnos trasladaran sus sillas a su nueva escuela lo que generó un ambiente de alegría, mientras que otros estudiantes mientras esta el conflicto estrenaron su cancha deportiva y mas tarde sus aulas nuevas.

Por cierto, algo que reprobaron los padres de familia fue el hecho de que el alcalde, José Gómez Pérez, lo vieron merodeando la escuela y no tuvo el valor civil de darles la cara. El alcalde, fue, vio y se largó del lugar como si fuera cualquiera ciudadano.