Niegan las FARC adiestramiento a sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación

* En la carta de Timoshenko, fechada el 19 de mayo “en las montañas de Colombia” y divulgada este miércoles 20 en la página de las FARC, el jefe guerrillero deplora esas informaciones y sostiene que están relacionadas con los avances que registra el proceso de paz entre el grupo rebelde y el gobierno de Colombia.

BOGOTÁ, Col. (apro).- Las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) descartaron este miércoles 20 haber adiestrado militarmente a sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y afirmaron que esa información, divulgada por la revista Proceso, es un “infundio”.

El jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, alias Timoshenko, aseguró en una carta divulgada en la página de internet de esa guerrilla (www.farc-ep.co) que “las agencias de inteligencia estadounidenses se empeñan en desprestigiar una vez más” a ese grupo armado en momentos en que sostiene negociaciones de paz con el gobierno colombiano en La Habana, Cuba.

“Desde hace un par de días se convirtió en noticia un supuesto adiestramiento por parte de las FARC a bandas criminales mejicanas (sic). Ningún gran medio de comunicación colombiano ha dejado de destacar en grandes titulares de primera plana el infundio, echado a rodar por la revista Progreso (sic), de Méjico (sic), la cual respalda su información en supuestas fuentes anónimas de agencias de inteligencia de los Estados Unidos. Como quien dice, nada serio, aventurerismo pleno”, afirma el jefe guerrillero.

En su edición número 2011, del pasado domingo 17 de mayo, Proceso publicó un reporte de su corresponsal en Washington, J. Jesús Esquivel, en el cual un alto funcionario de una agencia de inteligencia de Estados Unidos señaló: “Nuestros sistemas de inteligencia en Colombia detectaron desde hace varios meses que algunos integrantes del narcotráfico mexicano habían recibido adiestramiento en ese país por parte de las FARC”.

De acuerdo con esa fuente, que pidió la reserva de su nombre y de la agencia a la que pertenece, las FARC adiestraron en tácticas de asalto a militares a varios jefes del CJNG y de Los Cuinis.

Fuentes gubernamentales mexicanas de alto nivel no negaron dicha versión y dijeron que siguen a fondo “todas las líneas de investigación sobre ese grupo delincuencial”.

Partes del reporte de este semanario fueron reproducidas en Colombia a través de despachos de agencias internacionales de noticias publicados en páginas interiores de los diarios El Tiempo y El Espectador y divulgados en portales de varios medios de comunicación.

Un despacho del pasado lunes de la agencia EFE que fue reproducido en portales de noticias señaló que expertos consultados por ese medio pusieron en duda que las FARC adiestren militarmente a algunos cárteles mexicanos de la droga y “creen que la relación está acotada al tráfico de armas o estupefacientes”.

En la carta de Timoshenko, fechada el 19 de mayo “en las montañas de Colombia” y divulgada este miércoles 20 en la página de las FARC, el jefe guerrillero deplora esas informaciones y sostiene que están relacionadas con los avances que registra el proceso de paz entre el grupo rebelde y el gobierno de Colombia, el cual cumple este mes dos años y medio.

“Cuando la paz avanza con algún ímpetu renovador, cuando el proceso de búsqueda de la solución política arrastra tras de sí contenidos nuevos no contemplados en las grandes alturas, comienzan a manifestarse los ruidosos desacuerdos, las calumnias de todo orden contra las conversaciones, las renovadas imputaciones contra la insurgencia, las más descaradas provocaciones cuyo único fin es echar todo abajo para que siga la guerra infinita”, señala el jefe máximo de las FARC.

Agrega que luego de la divulgación de la información de Proceso, “ladinamente, con el propósito de demostrar su imparcialidad y buena fe, la gran prensa (colombiana) despliega al día siguiente en sus páginas la información según la cual las relaciones de las FARC con los carteles mejicanos (sic) pueden existir tratándose de tráfico de armas y de drogas, pero no en el campo del entrenamiento militar. Eso de acuerdo con expertos consultados por la agencia EFE, que nos absuelven en cuestión de adiestramiento militar, pero nos condenan como traficantes”.

Timoshenko, sobrenombre de guerra con el que el comandante insurgente firma sus cartas, considera que se trata de “otra demostración más de la vieja práctica de lanzar especies y difamaciones a la espera de oportunistas prestos a recogerlas y reproducirlas con sus dosis particulares de veneno. Así funcionan los intereses del gran capital en el mundo”.

Sostiene que “no es raro que la gran prensa mundial reproduzca hoy (19 de mayo) que la Fiscalía General de USA (Estados Unidos) investiga por narcotráfico a Diosdado Cabello (el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela), se trata del mismo guion empleado contra nosotros”.

De acuerdo con el jefe de las FARC, las agencias estadounidenses de inteligencia intentan desprestigiar a esa guerrilla, “para lo cual cuentan con los grandes medios, rabiosos defensores de la libertad de prensa, o mejor, de empresa, como dijera con acierto el profesor Renán Vega”, un historiador que forma parte de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas que crearon los negociadores insurgentes y del gobierno para estudiar las causas de la guerra interna en Colombia.

“Son los verdaderos intereses ocultos tras el proceso de paz de La Habana”, concluye Timoshenko.