Sigue Como “NN” Cadáver Hallado Rumbo a “Las Carmelitas”

*Una persona que andaba juntando botes, lo encontró y dio aviso a las autoridades
Por la Redacción de NoticiasPV.com

El cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, hasta el momento no identificada, fue encontrada este medio día de ayer martes, en la parte alta del túnel grande.

Autoridades municipales y judiciales que se dieron cita en el lugar de los hechos para tomar conocimiento, hasta el momento desconocen la causa de muerte, así como la identidad de la persona.

Se dio a conocer que fue a eso de las 09:33 horas de ayer, cuando informaron a base CARE que en la parte alta del túnel grande por donde está el cruce de la calle Allende y Aldama, estaba el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, tirado en un canal.

El reportante decía que persona vestía un short color negro sin camisa y que habían enterado de los hechos al agente de Seguridad que cuida el ingreso a las Carmelitas.

Al lugar arribaron elementos de la unidad PV-142, al mando del segundo oficial, José Luis Sosa, quien se entrevistó con Víctor Manuel Navarro González, quien argumentó que momentos antes andaba juntando botes, cuando se le ocurrió asomarse al canal, fue entonces que se dio cuenta de que la persona estaba tirada en ese lugar y ya apestaba.

Los agentes se acercaron al lugar que indicaba la persona, observando que el cuerpo se encontraba boca abajo, sin camisa y sin pantalón, únicamente con un bóxer en color negro y maltratado.

Los uniformados informaban que a simple vista no le observaron huellas de violencia y se cree tiene unas 48 horas de haber fallecido, por lo que dieron aviso a las autoridades judiciales para que se aproximaran al lugar.

Al lugar llegó el agente del Ministerio Público, licenciado José Luis Barrón Arvizu, quien al darse cuenta del estado del cuerpo, solicitó la presencia del personal del Servicio Médico Forense, llegando la perito criminóloga, Lucía Campos Lara y del grupo de homicidios de la Policía Investigadora el comandante René Orozco, quienes iniciaron con sus investigaciones.

Una vez que dieron fe del cuerpo y se dieron cuenta de que no se apreciaba la posible causa de muerte, determinaron trasladarlo al Servicio Médico Forense, para se apoyaron con elementos de la unidad B-42, al mando del Bombero José Refugio Palomera, quien al llegar procedió a apoyar en el traslado del cuerpo al Instituto de Ciencias Forenses para la autopsia de ley.