“La montaña está protegida” alcalde Arturo Dávalos Peña

∙ Colegios de arquitectos e ingenieros de Puerto Vallarta reafirmaron su respaldo al Plan Parcial de Desarrollo Urbano del Distrito Urbano 10 ∙ El Distrito Urbano 10 está conformado por aproximadamente 1312 hectáreas de las cuales 507 son áreas naturales protegidas y varias hectáreas más no son urbanizables.

El presidente municipal, Arturo Dávalos Peña, junto con los representantes de los distintos colegios de ingenieros y arquitectos, así como regidores y funcionarios municipales de Planeación Urbana y Ecología informaron durante una rueda de prensa que en el Plan Parcial de Desarrollo Urbano del Distrito Urbano 10 se da protección a la montaña de Puerto Vallarta a partir de su regularización y estricta normatividad.

“El Distrito Urbano 10 es un polígono especial por su conformación en la montaña, está conformado por mil 312 hectáreas de las cuales 507 están protegidas al ser áreas naturales; este plan parcial no destruye la montaña, no vende la montaña, no hay cambio de uso de suelo, no hay cambio del límite de población; por el contrario sí da certeza, sí regulariza, sí ordena, sí es más estricto y por supuesto norma las áreas urbanizables para de esta manera proteger aún más la montaña”, precisó Arturo Dávalos.

En lo que respecta a los representantes de los diferentes Colegios de Ingenieros y Arquitectos que se tienen en Puerto Vallarta, manifestaron contundencia en su aval a este documento, pues protege la montaña al bajar la cota hasta 200 y regulariza las construcciones ya asentadas y las que pudieran presentarse en las pocas áreas urbanizables que quedan, mismas que deberán seguir estrictas normas que contemplan además la obligatoriedad de contar con áreas verdes.

“Los colegios por supuesto que sí avalamos este plan parcial por varias razones; entre ellas porque se llevó acabo de acuerdo a la normatividad que marca toda la reglamentación urbana en tiempos y formas, se presentó a consulta pública, se manejo de manera abierta y porque es un documento congruente con los tiempos que estamos viviendo, para tener un Puerto Vallarta con una normatividad más clara que garantice que los usos de suelo y que la conservación de la montaña se respete y se lleve a cabo”, expresó Eduardo Juárez Hernández, del Colegio de Ingenieros Civiles de Puerto Vallarta A.C.

Desde el primer Plan de Desarrollo Urbano existente en Puerto Vallarta en 1997 consideraba al polígono en cuestión como turístico hotelero de densidad mínima sin considerar la topografía y características de la zona. Posteriormente en el Plan de Desarrollo urbano de 2006, que está vigente actualmente, se considera la concentración del área urbanizable en la cota máxima sobre el nivel del mar hasta 400, a diferencia del presente plan que contiene una cota hasta 200 y regulariza las áreas urbanizables.

“Vamos poniéndolo en metros; es decir si en el 2006 se había autorizado con construir hasta 400 metros arriba de la montaña en este documento que se aprobó se acota la distancia hasta 200 metros; es decir con esta simple decisión ya se protege el 50% más de área de la que se tenía, para evitar actividades que pongan en riesgo esta zona destinada a la protección”, señaló el subdirector de Ecología Juan José Navarro Amaral.

En esta rueda de prensa también estuvieron presentes, Óscar Castellón Rodríguez, del Colegio de Ingenieros Civiles Mexicanos asociados del Occidente de Jalisco A.C; Eduardo Juárez Hernández, del Colegio de Ingenieros Civiles de Puerto Vallarta; Ernesto Alvarado Villaseñor, del Colegio de Arquitectos de Puerto Vallarta; José Villaseñor Gómez, del Colegio de Ingenieros Civiles de la Costa de Jalisco; Adriana Guzmán Jiménez, jefa del Dpto. de Instrumentos Urbanos del Municipio; Juan Manuel Macedo Ramírez, director de Planeación Urbana y Ecología; y los regidores Celina Lomelí y Andrés González Palomera.