Jerarcas católicos con fe en que peregrinen 100 mil personas hasta el 12 de Diciembre

*Se calcula que serán cerca de cien mil personas las que caminen desde la calle 31 de Octubre a la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe a lo largo de los 13 días que duran las procesiones...
NOTAS RELACIONADAS

Redacción NoticiasPV

Miles de personas realizan en estos días, las llamada peregrinaciones, caminata de la Fe que normalmente inician en la calle 31 de Octubre (aunque pueden comenzar en otros puntos del municipio) y culminan frente al altar de la Virgen de Guadalupe, en su parroquia de esta ciudad de Puerto Vallarta.

La tradición que tiene más de 96 años, fecha en que inicio la construcción de la parroquia, según el párroco del lugar, ha venido creciendo Roberto Cordero Robles, ya que desde antes de este año se realizaban ya las procesiones a lo largo del centro de la ciudad.

Peregrinaciones que van desde tres personas miembros de una familia, hasta más de 30 mil en la llamada Peregrinación de los Favorecidos que dura más de cuatro horas en concluir desde su inicio hasta su final.

Las procesiones este año iniciaron pasado día 30 de noviembre, con las peregrinaciones de los servidores de la parroquia y habrán de prolongarse hasta el día 12 del presente en las que se calcula participarán hasta cien mil personas.

Cada una de las peregrinaciones varía en cantidad de participantes, ya que hay muy pequeñas con sólo tres miembros de una familia, hasta la de los favorecidos en la que según datos de la Coordinación Municipal de Protección Civil han llegado a caminar de unas 30 mil personas.

Durante los 13 días en que duran las procesiones salidas de distintas partes de Puerto Vallarta, la misma Coordinación Municipal de Protección Civil ha manifestado que son alrededor de 98 mil personas las que se unen al festejo, al caminar hasta la parroquia ubicada en el centro de la ciudad.

Es por ello que las peregrinaciones en este momento son consideradas Patrimonio Cultural Inmaterial del Municipio y se busca darle ese nombramiento, primeramente, a nivel Estado y después de la Humanidad.