Identifican a Taxitas Asesinados; Van Tras Los Homicidas

* El primero que reclamaron su cuerpo en el Semefo fue el de Fernando López Caro, alías “El Ikis”, de 41 años de edad, con domicilio en la calle de Venustiano Carranza 237 en la delegación Las Juntas, y el otro asesinado se llamó Miguel Monter Dávila, alías “El Mayko”, era de Toluca y con domicilio en la colonia Ojo de Agua, a un lado de El Ranchito.

La mañana de este sábado fueron encontrados los cuerpos sin vida de dos personas del sexo masculino, por el camino a la pedrera de la desembocada, a escasos metros del puente del río Mascota.

Estaban bastante golpeados y aparentemente fueron torturados, para luego tirarlos en el lugar donde los localizaron elementos de Seguridad Pública Municipal.

Las primeras investigaciones arrojan que al parecer uno de ellos es taxista, en tanto que del otro aun no se sabe mucho, pero pudiera ser que también sea trabajador del volante.

Las autoridades judiciales revelaron, que en el lugar no hallaron muchos indicios que los ayudaran con las investigaciones, sin embargo, ya trabajan en algunas líneas.

Acerca de estos hechos, se dio a conocer que siendo aproximadamente las 08:40 horas, se recibió en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, una llamada anónima en la cual manifestaba el reportante que sobre la carretera 544, antes de llegar a La Desembocada, a mano derecha sobre una brecha a unos 50 metros, se encontraban 2 personas al parecer sin vida.

Al lugar se trasladaron las unidades PV-166, PV-165 y PV-164 al mando del supervisor general Jaime Torres Cedano y personal a su mando, así como el comandante Amner Ruiz Cruz, junto con el comandante Francisco Flores Mendoza, mismos que luego de un recorrido por la zona, reportaron que en el lugar estaban dos personas del sexo masculino.

Asimismo, informaron que uno de ellos totalmente desnudo, presentaba golpes en varias partes de su cuerpo, de tez blanca, cerca estaba una piedra, con la que al parecer le pegaron para darle muerte.

El otro masculino con pantalón de mezclilla y playera de resaque blanca, de aproximadamente 40 años, presentaba un piquete al parecer por arma blanca, a la altura de la tetilla derecha y la cabeza golpeada al parecer por piedras.

Los agentes se dieron cuenta de que el cuerpo al parecer había sido atropellado, por lo que comenzaron a solicitar la presencia de las autoridades judiciales, a fin de que fueran ellos lo que iniciaran su trabajo, mientras tanto los agentes resguardaron la escena junto con elementos de la Policía Estatal, los cuales llegaron al mando del comandante Juan Manuel Pérez, con 5 unidades y 19 elementos de fuerza.

En esos momentos quedaron como “N.N”. Masculinos, pero más tarde se presentó en el lugar, el agente del Ministerio Público, licenciado René Ortega Roldán, quien solicitó la presencia del personal de Servicios Periciales, arribando Lucia Campos Lara y personal de la Policía Investigadora al mando del comandante Benjamín Vizcarra, 2 unidades y 5 elementos de escolta.

Los peritos comenzaron a trabajar en el lugar y se dieron cuenta de que no traían identificaciones, solamente hallaron unas monedas tiradas, cerca del cuerpo que estaba vestido.

Más tarde llamaban a Seguridad Pública, reportando quien dijo llamarse César Plasencia Palomera, quien es el propietario del Taxi económico 1144, del Sitio 54, con placas de circulación GMF-4751, modelo 2007, que no aparecía su taxi y el chofer no contesta el teléfono celular.

Más tarde, se informó a base CARE que por las calles Politécnico Nacional y La Troza, se encontraba el Taxi en mención, por lo que los agentes se trasladaron al lugar, donde se entrevistaron con quien dijo llamarse Fernando López Hernández.

A esta personal le informaron que había dos personas fallecidas en el Semefo, por lo que acudió a ese lugar junto con los familiares de su chofer desaparecido y más tarde informaba que en efecto, su chofer se encontraba en el SeMeFo, ya que era uno de los occisos que se encontraron en la carretera 544 antes de llegar a La Desembocada.

Se trataba de Fernando López Caro, alías “El Ikis”, de 41 años de edad, con domicilio en la calle de Venustiano Carranza 237 en la delegación Las Juntas, siendo identificado por su papá, el señor Fernando López Hernández, señalando que su hijo era el que estaba desnudo.

Los agentes comenzaron con sus investigaciones y ayer por la tarde revisaban el taxi 1144 del sitio 54.

El otro era Miguel Monter Dávila, alías “El Mayko”, era de Toluca y con domicilio en la colonia Ojo de Agua, a un lado del Ranchito.

El era chofer del taxi 344 del sitio 15, y que fue encontrado estacionado en las afueras del domicilio 491 de la calle Mar de Cortez, curiosamente afuera de la casa de su dueño, el señor José Javier Rodríguez Gómez, alías “El Morras”.

Esta persona informó, que a las 6 de la mañana salió de su casa, se fue rumbo a las Palmas, más tarde fue enterado por el encargado de sus taxis, Placido Estrada Arias, “El Chompis”, que el taxi número 344 del sitio 15, no había sido entregado.

Este auto es el que traía alías “El Mayko”, por lo que comenzaron a buscarlo y luego, les dijeron que estaba estacionado en La Troza y Politécnico Nacional.

Cuando fueron al lugar, se dieron cuenta de que solo estaba el 1144, pero que desconocían que pasaba con él, por lo que siguieron buscándolo, encontrándolo curiosamente a las 10 de la mañana en las afueras del domicilio de su patrón.

Comenzaron a ver qué sucedía, detectando los investigadores que el carro estaba lavado y que además, había sido lavado en ese lugar, tenía manchas de sangre en el interior y además, en la parte baja del auto, al parecer, este es el vehículo que utilizaron para atropellar a alias “El Mayko”.

Los agentes iniciaron sus investigaciones y fueron enterados de que este taxista, siempre llegaba a las 5 de la tarde, dejaba su auto, un Nissan, tsuru, color blanco, con las placas de circulación JFJ-35-21 de Jalisco, por la calle Mar del sur frente al número 523 y luego se iba por su taxi.

Tenía 6 años trabajando para “El Morras”, que era muy tranquilo y que era el portero del equipo de futbol del sitio 15, con base frente al hotel Sheraton.

Las autoridades revelaron que han iniciado sus investigaciones y esperan que pronto logren aclarar estos dos asesinatos.