Formal Prisión a Padrastro del Bebé Daniel Casparius

La Procuraduría de Justicia del Estado fue informada del auto de formal prisión dictada en contra de Roberto Jonathan Quirarte León, padrastro del menor Leonardo Daniel Casparius Mendoza, al que presuntamente dio muerte y luego fingió que se lo habían robado.

Quirarte León, de 24 años de edad, quedó sujeto a proceso por los delitos de homicidio calificado y violación equiparada, en agravio del menor de edad, quien tenía un año y siete meses de nacido.

Como se informó, Quirarte León narró que el asesinato ocurrió en el interior de su domicilio, luego de que se quedó a solas con el niño, porque su esposa se fue a trabajar, la mañana del lunes 22 de marzo de este año.

Señaló que tras golpear al menor lo echó en unas bolsas, tomó un taxi y fue a dejarlo a la zona del Ixtépete; luego fingió que el niño le fue robado por sujetos armados, e incluso se provocó algunas raspadas en los brazos para aparentar que se colgó del vehículo de los ladrones, y, posteriormente, se presentó, junto con la mamá del pequeño Leonardo Daniel, a denunciar robo de infante.

Refirió que al día siguiente –el martes 23 de marzo- se dirigió a donde había dejado inicialmente el cadáver del menor y lo trasladó al cauce de un arroyo seco, en el cerro del Papantón, en el municipio de Juanacatlán, relativamente cerca de donde vivió cuando niño en casa de su abuela.

La necropsia reveló que Leonardo Daniel murió por contusión difusa de cráneo coadyuvada por broncoaspiración de contenido alimentario.

Quirarte León fue detenido luego de que agentes de la Procuraduría del Estado, adscritos a la coordinación de asuntos en agravio de menores, detectaron incongruencias en sus declaraciones iniciales, en las que aseguraba que el niño le había sido robado.

Luego terminó por confesar que el bebé estaba muerto y guió a los agentes de la Procuraduría del Estado al lugar en donde fue hallado el cadáver, semi enterrado.

El detenido quedó a disposición del Ministerio Público de la división de Homicidios Intencionales, en donde se le integró una averiguación previa y se le ejercitó acción penal por los delitos ya señalados.

En las investigaciones también se estableció que a finales de 2009 el ahora detenido habría denunciado falsamente el robo de un vehículo con violencia, para cobrar el seguro, por lo que se integra en su contra una averiguación por fraude.
El presunto homicida quedó sujeto al proceso 147/2010-A, del Juzgado Tercero Penal por los dos delitos ya señalados.