Facebook plantea usar la IA para predecir acciones futuras de los clientes para la publicidad

*Un nuevo servicio permitirá analizar el posible "comportamiento futuro" de los usuarios, según un documento confidencial...

actualidad.rt.com

Después del escándalo de Cambridge Analytica, Facebook ha empezado a modificar las medidas de seguridad de datos de sus usuarios. No obstante, un nuevo informe confidencial, estudiado por el portal The Intercept, muestra que los usuarios de la red social todavía deberían estar preocupados acerca de cómo se utilizan sus datos.

El documento describe un nuevo servicio que se ofrece a los clientes publicitarios de Facebook. La compañía ahora les propone utilizar tecnología de inteligencia artificial (IA) para “predecir el comportamiento futuro” del usuario y brindar así información valiosa a los clientes publicitarios. Así, las empresas serían capaces de dirigirse a las personas basándose en decisiones que aún no han tomado.

Mark Zuckerberg testifica ante una audiencia del Congreso en EE.UU. 11 de abril de 2018. VIDEO: La pregunta que dejó a Zuckerberg sin argumentos sobre el escándalo de Facebook
A continuación, estos usuarios serían ‘bombardeados’ con publicidad que podría anticiparse y cambiar sus decisiones por completo, algo que Facebook llama “una mejora en la eficiencia del ‘marketing'”. Se informa que para estos fines la red social utiliza su tecnología FBLearner Flow, presentada por primera vez en el 2016.

El documento no detalla qué información de los usuarios está incluida en este mecanismo de predicción, pero sí menciona la ubicación, la información sobre el dispositivo, los detalles de la red Wi-Fi, las afinidades y detalles de las amistades. Todos estos datos pueden luego incorporarse a FBLearner Flow, que lo utilizará para realizar una simulación por computadora de una faceta de la vida del usuario, y los resultados se venderán a clientes corporativos. La compañía describe esta práctica como “la experiencia en aprendizaje automático de Facebook” utilizada para los “principales desafíos empresariales” corporativos.

Los expertos consultados por The Intercept dijeron que los sistemas descritos en el documento plantean serias cuestiones éticas, incluida la forma en que la tecnología podría utilizarse para manipular a los usuarios.