Encuentran Armas en Departamento de Canadienses Ejecutados

* Dos pistolas estaban en el lugar y ahora son analizadas por las autoridades

Las investigaciones judiciales en relación a la doble ejecución de los canadienses Gordon Douglas Kendall y Jeffrey Ronald Ivans, en Plaza Las Glorias, la Procuraduría General de Justicia del Estado, llevó a cabo la revisión del departamento en donde vivían, a fin de encontrar algo que les diera una pista para seguir con las investigaciones.

Pese a que ese día el agente del Ministerio Público que tomó conocimiento, revisó el departamento, posteriormente el personal de la Delegación Regional de Justicia regresaron al lugar, en donde al realizar bien su trabajo, encontraron dos armas.

Se trata de una pistola calibre .9 milímetros, así como una calibre .22, ésta con un silenciador, por lo que captaron imágenes del lugar en donde las encontraron y posteriormente las recogieron, para llevarlas a la delegación Regional de Justicia, donde quedaron a disposición de la fiscalía que lleva a cabo las investigaciones judiciales.

Asimismo, enviaron las armas del departamento de balística del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, en la ciudad de Guadalajara, a fin de que informen si estas armas se encuentran limpias o si están relacionadas en algún hecho sangriento, ya sea en esta ciudad o en otro punto de la república.

Por el momento, hasta donde se ha informado, no han obtenido información respecto a las armas, por lo que personal de la PGJ sigue esperando el resultado de estos peritajes.

Por otra parte, la PGJ informó que sigue investigando el asesinato a balazos de Gordon Douglas Kendall y Jeffrey Ronald Ivans, pues hasta el momento la única información que han recibido, es que eran investigados por la DEA en Canadá.

ANTECEDENTES

De acuerdo a datos de la delegación de la Procuraduría General de Justicia del Estado, los dos hombres ejecutados la madrugada del pasado domingo 27 de septiembre del 2009, son de nacionalidad canadiense, estaban hospedados en el condominio “Gloria Sol”, ubicado en la Avenida “David Alfaro Siqueiros” número 501, por Plaza Las Gloria, y respondían al nombre de Gordon Douglas Kendall e Ivans Ronald Jeffrey.

Lo anterior, luego de lograr ubicar documentos que los acreditaba con los nombres referidos en la camioneta color gris oscura, de modelo reciente, marca Ford F350 Super Duty, placas 6430 DA de Canadá, propiedad del occiso, Gordon Douglas Kendall.

Los ejecutados recibieron impactos de bala calibre 40 y 9 milímetros.

En la escena del crimen donde quedó Douglas Kendall, encontraron diez cascajos percutidos calibre 9 milímetros y cinco de la calibre 40. En el interior, donde quedó el cuerpo de Ronald Jeffrey, encontraron 5 de una calibre 9 milímetros.

Testigos confirmaron que un hombre joven que vestía una camisa color rosita y short de mezclilla, fue quien disparó primero a Douglas y buscó a Ronald para también ejecutarlo.

Y es que ambos estaban a las afueras del edificio tras verificar que sus vehículos les habían ponchado las llantas de la parte delantera del lado izquierdo. Para eso pasó una patrulla que los observó, no obstante se retiraron al observar que ambos se quejaban del problema… cuando los agentes se fueron de inmediato un hombre con las características descritas se aproximó para ejecutar a Douglas.

Al ver lo ocurrido, Ronald se metió al área de la alberca, pero su ejecutor le dio alcance y le propinó varios impactos de bala en el cráneo, de ahí que se presume trató de defenderse con la pistola que portada, una calibre 25 súper misma que tenía 6 cartuchos útiles, pero únicamente quedó a su costado.

Después de la ejecución, se aproximaron otros dos hombres, uno de ellos llegó hasta donde estaba el cuerpo tirado de Douglas para rematarlo con un tiro de gracia. De igual forma llegaron hasta los restos de Ronald a quien les dispararon por segunda ocasión con la insignia de ajuste de cuentas, sospechan las autoridades.

A las afueras de esas instalaciones los esperaban otros cuatro hombres, quienes se fueron con rumbo desconocido. Testigos señalaron que este grupo armado viajaban en dos vehículos, en una camioneta Urban Nissan y un auto compacto negro, sin mayores datos para lograr su ubicación.

Una vez que ocurrieron estos hechos, llegó la policía municipal, estatal y los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes se encargaron de levantar los cadáveres para llevarlos a las instalaciones del Semefo.

Después de las 02:30 horas, el agente del Ministerio Público, junto con los peritos en criminalística procedieron a abrir la camioneta de Douglas, donde encontraron una licencia a nombre del señalado, al igual de Ronald. Lo mismo hicieron con la Hummer color blanca, la cual era rentada.

Por lo pronto, el MP inició con el levantamiento del acta ministerial para proceder a la investigación de los hechos, los restos de ambos hombres están en el Semefo y hasta el momento no se logró la ubicación de ninguno de los sicarios.