En seis meses, 580 incendios forestales en Chihuahua; consumen 43.2 mil hectáreas

*El Centro Estatal de Prevención y Combate de Incendios Forestales (Cepcif) reportó que en lo que va del año se han quemado 43 mil 273 hectáreas por ...
NOTAS RELACIONADAS

jornada.unam.mx

Ciudad Juárez, Chih.

El Centro Estatal de Prevención y Combate de Incendios Forestales (Cepcif) reportó que en lo que va del año se han quemado 43 mil 273 hectáreas por incendios forestales en 580 conflagraciones en 18 municipios.

Los más afectados son Guadalupe y Calvo, al sur de la entidad, con 238 siniestros; Bocoyna, con 81; Balleza, con 70, y Guachochi, con 66, todos en la sierra. El Cepcif refirió que en Balleza las hectáreas afectadas fueron 945.63; en Bocoyna, mil 177; Casas Grandes, 85; Cuauhtémoc, 8 mil 484; Guachochi, 2 mil 93; Guadalupe y Calvo, 3 mil 19; Guazapares, 383, y Guerrero, 4 mil 520.

Según el registro de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) a la fecha seis incendios forestales siguen activos en Guazapares, Urique, Creel, Bocoyna y Madera. De las 43 mil 273 hectáreas quemadas, alrededor de 7 mil 71 son de hojarasca; 28 mil 387, herbáceo; 5 mil 969, arbustos; mil 185, arbolado de renuevo, y 647, arbolado adulto, entre otras.

El combate a incendios lo realizan brigadas de la Conafor, municipales, del gobierno de Chihuahua, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y voluntarios. Las autoridades estatales informaron que realizan acciones preventivas, como talleres de capacitación para atender conflagraciones en etapas iniciales.

Los incendios forestales son una de las principales causas de pérdida de la cubierta vegetal en los ecosistemas forestales y las consecuencias son erosión y degradación de los suelos.

Históricamente, Chihuahua ha sido afectado por siniestros de este tipo; 2011 y 2012 han sido los años con más cantidad; en 2015 hubo baja considerable, y un repunte durante 2016.

Las principales causas de los incendios siguen siendo las relacionadas con las actividades agropecuarias, roza, tumba y quema para la preparación de los cultivos, con un porcentaje de entre 25 y 60 por ciento.