Empleado Municipal, Detenido por Órdenes de Procurador y Comisario

* Por un asunto vecinal en la Floresta, personal de la Procuraduría Social Municipal, ordenó la detención arbitraria de Víctor Gómez Hernández, empleado de seguridad pública ciudadana.

Por Mauricio Lira Camacho
Noticiaspv

Por un asunto vecinal en la Floresta, personal de la Procuraduría Social Municipal, ordenó la detención arbitraria de Víctor Gómez Hernández, empleado de seguridad pública ciudadana. Las órdenes fueron del procurador, Juan Hernández, su asistente Juan Pablo Flores, Carlos Félix de presidencia municipal y el comisario, Rogelio Hernández de la Mata.

Así lo denunció la señora, Lourdes Guzmán esposa de Victor Gómez Hernández, trabajador en el área jurídica de dicha corporación.

Estas acciones, dijo, son en represalia por no cooperar en conciliaciones por un asunto de exceso de ruido y alcohol en la vía pública en calle Sonora de la colonia Floresta.

Cabe destacar a que personal de la procuraduría social municipal, concilió intereses entre grupos de vecinos de la colonia La Floresta, por un asunto ruido excesivo.

Ha habido diversas quejas y denuncias que por ruido persiste en una tienda de abarrotes y vecinos de esa demarcación, la cual no ha sido atendida con prontitud. Sin embargo, el clima ha venido en tensión constante hasta el punto que derivó en la detención del esposo de la afectada.

Lourdes Guzmán quien por cierto ganó un laudo al gobierno municipal en su momento, por casi un millón de pesos, hoy denuncia la vejación de la que es su esposo fue objeto, como funcionario municipal adscrito al despacho del juridico en la comisaría de seguridad ciudadana, que preside Rogelio Hernández de la Mata, a quien acusa de presumir intima amistad con el procurador Hernández.

Víctor Gómez Hernández es esposo de Lourdes Guzmán, empleado municipal quien fue detenido en Las Juntas, por órdenes de Juan Hernández y Rogelio Hernández. En su relato, Guzmán había informado que a ella no le interesa la conciliación de intereses en el problema que tiene con vecinos de La Floresta, sino que demanda una solución de fondo.

Este problema data de hace varios años, ella sigue este proceso por la vía judicial ante los abogados, por lo que ante la indiferencia de la Procuraduría social municipal, optó por esta opción.

Hecho que molestó a los,funcionarios municipales, quienes habían citado a una conciliación en la unidad municipal administrativa, UMA, esta semana. Esta semana hubo hostigamiento de personal de la procuraduría social municipal, que desembocó en la detención de su esposo funcionario en seguridad pública.