Ejecutan a Dos Policías Estatales en la Cruz de Huanacaxtle

  • A la gasolinera donde ocurrieron los hecho, llegó una patrulla de la Policía Estatal Preventiva con dos detenidos, los cuales iban con sus camisetas tapándoles la cara “no tomen fotos hasta que los testigos los identifiquen, además todavía tenemos que ver la cámara de seguridad”, pidió un policía.

Por la Redacción

En punto de la 1 de la mañana con 56 minutos de este domingo 12 de septiembre 2010, Protección Civil de Bahía de Banderas, recibió el reporte sobre dos policías heridos en el interior del Happy Go de la gasolinera de la Cruz de Huanacaxtle. De inmediato, una ambulancia llegó al lugar de los hechos, desafortunadamente, ambos policías ya habían fallecido luego de haber recibido impactos de bala al parecer calibre 380 y 9 milímetros.

Sobre cómo ocurrió el atentado, el empleado de la tienda, explicó  a los policías investigadores del estado, que dentro de la tienda estaban los policías en área de la cafetería, cuando de pronto entraron dos individuos y uno de ellos dijo “manos arriba este es un asalto” luego se dirigieron hacia los policías y les dispararon para luego salir huyendo.

Según el despachador de gasolina, explicó que dichos individuos entraron corriendo al lugar, no traían vehículo y momentos después escuchó al parecer 7 detonaciones de arma de fuego. Enseguida vio que dichos sujetos salieron corriendo, pero él solo alcanzó a ver a uno de ellos vestido de blanco, delgado y al otro no lo alcanzó a ver porque cuando estos salieron miraron hacia donde estaba él, fue por ello que volteó hacia otra parte y trato de esconderse entre las bombas de gasolina.

Los policías estatales que estaban resguardando el área recibieron indicaciones de retirar a los reporteros y es que uno de los occisos, al parecer era hermano del Coordinador de la Policía Estatal Preventiva, Julio Cesar González González, de nombre, José Luís con los mismos apellidos y el otro policía al parecer fue identificado como, Martín Burgara Ramos.

Toda esta información es extraoficial, ya que tanto los policías como el personal de la agencia del Ministerio Público, se negaron a dar información a los medios de comunicación presentes en el lugar. Incluso, los gendarmes  obstruyeron el trabajo de los reporteros: “a chingar a su madre la prensa”, dijo uno de ellos cuando recabanban información gráfica.

Como a las tres de la mañana, a la gasolinera donde ocurrieron los hechos, llegó una patrulla de la Policía Estatal Preventiva con dos detenidos, los cuales iban con sus camisetas tapándoles la cara “no tomen fotos hasta que los testigos los identifiquen, además todavía tenemos que ver la cámara de seguridad, estamos esperando al  gerente para revisarlas”, pidió un policía, a lo cual accedieron los reporteros.

A ciencia cierta no se sabe cuál fue el móvil de ambos homicidios, ya que del lugar los sujetos no robaron nada, según trascendió. Luego de que perito y forense de la PGJ documentaron los hechos, se dio la orden de retirar los cuerpos a los descansos funerarios donde se les practicaría la autopsia de ley.

Cabe hacer mención, que el coordinador de la PEP, Julio Cesar González, estaba en la comunidad de La Peñita, Compostela, Nayarit, es por ello que a toda velocidad y rallando llanta de su vehículo particular una camioneta Cheyenne, doble cabina de color rojo, arribó al lugar de los hechos a las cuatro de la mañana con 7 minutos, para esa hora los occisos ya habían sido levantados.

De la patrulla de los policías ultimados que estaba estacionada aun lado de la tienda, personal de la PGJ, sacó las armas largas de los occisos, ya que al parecer entraron a comprar alimentos y dichas armas las dejaron en el interior del vehículo.

Finalmente, comentar que al parecer, esta patrulla la traía un día antes el coordinador de la Policía Estatal durante el suceso del hallazgo del cuerpo desmembrado que se rescató del Río Ameca.