Drenan Laguna de la Floresta y Capturan dos Cocodrilos

* Los ejemplares serán llevados a un mejor lugar y donde no representen un peligro para la población.

Las direcciones de Infraestructura y Servicios, Medio Ambiente y Ecología, junto con la Coordinación de Protección Civil y Bomberos realizaron las acciones necesarias para poder drenar el agua estancada en la colonia La Floresta entre las calles Rosa y Jacarandas, donde se localizaron dos cocodrilos que salieron del estero.

En el lugar se colocaron dos bombas de succión que ayudan para extraer hasta 60 litros por segundo de agua, por lo que se llevará alrededor de 20 horas lograr retirar los aproximadamente 40 mil metros cúbicos de agua estancada.

“El tiempo que estimamos nos va a requerir es alrededor de 20 horas de bombeo, pero como la topografía es irregular no tenemos la certeza de exactamente el tiempo que nos va a llevar, creemos que no será más de un día. Estaremos haciendo algunas maniobras de reubicar las pichanchas de las bombas y eso nos va a ir consumiendo tiempo, entonces yo estimo que cuando mucho 24 horas en todas las maniobras” señaló el director general de Infraestructura y Servicios, Héctor Chaires Muñoz.

Para que esta agua no vuelva a acumularse será necesario nivelar la zona que es una depresión y “bajar el nivel de la calle Jacaranda para que el agua salga hacia la calle Rosa y proceder a rellenar, hay que hacer esas dos acciones tanto bajar el nivel de la calle, como nivelar el terreno” detalló el director de Infraestructura y Servicios.

Por su parte Sergio Ramírez, titular de la Coordinación de Protección Civil y Bombero informó que el agua estancada en esta zona esta generado diversos problemas, “uno de ellos es la fauna como mosquitos y especies de ese tipo que afectan directamente a la salud y que recurrentemente nos lo ha venido reportando la población y el otro es que tenemos dos ejemplares de cocodrilos que por la cercanía por las fincas representan un riesgo” puntualizó.

En coordinación con la dirección de Medio Ambiente y Ecología estarán monitoreando a los cocodrilos y la extracción del agua para que en el momento oportuno puedan proceder a la captura de estos dos ejemplares y regresarlos a una mejor hábitat donde no representen un peligro para la población.

“En este momento no podemos hacerlo porque están dentro del agua, están dentro de su hábitat, esto vuelve más compleja la situación para poderlos capturar, necesitamos que sea fuera del agua. Estos cocodrilos provienen del estero, son ejemplares adultos, están grandes, lo que pone el nivel de riesgo más alto por eso debe hacerse con cuidado, uno de ellos alcanza a medir alrededor de los dos metros y medio el otro es un poco más pequeño” aseveró el funcionario.