Dividida Percepción Ciudadana en Materia de Inseguridad Aquí

Ciudadanos entrevistados tienen una equilibrada opinión en torno a la seguridad pública que se tiene en Puerto Vallarta

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Ciudadanos opinan: “por la inseguridad no se puede vivir aquí” y “Puerto Vallarta sigue siendo un lugar tranquilo”.

Es una nivelada percepción de algunos ciudadanos quienes opinaron en materia de inseguridad en este puerto.

Entrevistados mantienen una balanza en opiniones en torno a un tema talón de Aquiles en cualquier administración de gobierno.

Para varios de los entrevistados, Puerto Vallarta está en un claro contexto nacional de inseguridad, lo que le ha quitado en los años más recientes, el calificativo de paraíso seguro, las extorsiones y el temor del secuestro, están siempre latentes.

Por otro lado, hay quienes manifiestan que precisamente por su condición en comparación con otros lugares de México, en Puerto Vallarta se respira un aire de tranquilidad.

En las últimas dos semanas, en este balneario del pacífico, han ocurrido hechos de violencia y acciones de secuestros y extorsiones.

En algunos casos con participación favorable de parte de los elementos de la policía municipal.

Al azar este medio entrevistó a amas de casa, madres de familia a quienes se les preguntó su opinión respecto al tema de la seguridad aquí.

Bajo reserva de no publicar sus nombres quienes accedieron, dividieron sus opiniones algunas a favor y otras en contra de que haya efectiva seguridad en Puerto Vallarta.

María N. de El Caloso, manifestó que los policías aquí no gozan de seguro de vida en la práctica es mucho lo que arriesgan y pocos los beneficios.

A la fecha, ni siquiera les han pagado a varios un pendiente de aguinaldos correspondiente al mes de diciembre del año pasado.

Eso se refleja en desanimo para los policías y entrega al trabajo por debajo de los estándares de calidad y de servicio en las colonias.

Por otra parte, Guadalupe N. de la colonia Emiliano Zapata, refiere que los casos más sonados en materia de inseguridad son las llamadas de extorsión que reciben los jóvenes principalmente.

Como el más reciente en contra de un par de hermanas estudiantes de la escuela secundaria La Pesquera, quienes sufrieron llamadas a sus celulares con intención del secuestro exprés.

O de la privación de la libertad de un joven estudiante del CONALEP por parte de una banda de secuestradores originaria de Acapulco, Guerrero.

Una tercera persona de nombre Marisela de la colonia Lomas del Coapinole, refiere que ya nada es igual en Puerto Vallarta, pues se ha perdido la tranquilidad y ninguna autoridad ha brindado garantías para que esta ciudad sea segura.

Dijo que sus hijos no salen de noche, por el temor de que pueda pasarles algo, el uso del teléfono celular es limitado y deben tener un cuidado constante de sus amistades y de saber a quienes tienen como vecinos en su colonia.

Sin embargo, existen otras opiniones, vertidas aquí, de amas de casa quienes opinan Puerto Vallarta todavía es un lugar seguro para vivir.

Norma de la colonia 5 de Diciembre, destacó que en comparación con lo que vive Acapulco, Puerto Vallarta es seguro.

Hay seguridad, en su caso todavía se siente segura de salir a caminar y disfrutar de las bondades de este lugar.

En tanto, Matilde F. de la colonia La Moderna aseguró que es tanta la seguridad que en lo que va del año, son cientos o miles de turistas que siguen llegando vía cruceros y por aviones, para disfrutar de Puerto Vallarta.

Hechos aislados, magnificados por los medios, provocan una especie de psicosis innecesaria para el destino.

Finalmente, Aida L. de la colonia Centro manifestó que la llegada de más patrullas, las cuales hará entrega el alcalde, vendrán a reforzar las tareas de seguridad aquí.

Hizo un reconocimiento a la actual administración, pues ante hechos delictivos han sido varias las intervenciones de los policías al enfrentar a los delincuentes y llevar a cabo las detenciones correspondientes.

El caso más reciente que la policía desarticuló una banda de secuestradores originarios de Guerrero.