“Desastrosa”, la estrategia contra el robo de combustible: Coparmex

* La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) tachó de “desastrosa...
NOTAS RELACIONADAS

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) tachó de “desastrosa” la estrategia contra el robo de combustible en el país.

En rueda de prensa, el presidente del organismo patronal, Gustavo de Hoyos Walther, soltó: “Dejando constancia de ese apoyo a la intencionalidad y a la decisión política de enfrentar esta problemática, debemos señalar que la planeación ha adolecido de graves errores y ha resultado extremadamente dañina”.

Subrayó: “Nunca más una medida, así sea implementada de buena fe, debe ejecutarse sin planeación, sin estrategia y poniendo en riesgo e infringiendo daño a los ciudadanos de bien”.

En ese sentido, la Coparmex exigió una revisión de emergencia a la estrategia integral para enfrentar el desabasto de gasolinas, de manera que se pueda restablecer la normalidad del suministro a la brevedad.

“No hay tiempo que perder, cada día la afectación crece (…) no debe prolongarse por más tiempo la distribución a través de pipas, es una medida emergente, sí, pero no puede mantenerse por más tiempo sin mantener esta afectación que hasta ahora se ha presentado”, abundó De Hoyos Walther.

De igual manera, hizo un llamado al gobierno federal para que, si no hay gasolina suficiente para atender la demanda, se proceda a la importación para atender la contingencia.

Por otra parte, el empresario pidió “que no se trate de tapar la realidad con un dedo, porque esto lo que ha generado es una falta de confianza en la información, tardía e imprecisa desde el gobierno federal y desde Petróleos Mexicanos en torno a la problemática. Nada afecta más a la implementación de una política como ocultar la realidad, así sea difícil de reconocer”, dijo.

Por separado, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) aseguró que el efecto del desabasto de combustibles en varios estados del país, combinado con el incremento de los salarios, el alza de las tarifas eléctricas y el aumento del costo financiero, provocará la peor cuesta de enero de muchos años para el sector terciario, con una caída de hasta 10% en las ventas de las micro y pequeñas empresas.

“Después de las elevadas ventas registradas en diciembre, normalmente en la llamada cuesta de enero se registra una baja de 5%, pero a consecuencia de los factores mencionados, esta reducción podría ser de 10% respecto del mismo mes de 2018”, precisó el líder de la Concanaco, José Manuel López Campos.