Degollado y con huellas de lesiones, el cadáver de desaparecido de Bahía

* Era vecino de San Juan de Abajo, Bahía de Banderas. Estaba reportado como desaparecido desde el jueves y fue encontrado sin vida por sus familiares en un potrero colindante con el arroyo de Huastítan.

Por José Luis Preciado Trujillo
NoticiasPV

El cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino fue encontrado en estado de descomposición en las inmediaciones de un potrero aledaño al rancho conocido como “De Los Martínez”, colindante también con el arroyo de Huastítan, en la localidad de San Juan Papachula, perteneciente a San Juan de Abajo.

El cadáver del hombre ya se encontraba en estado putrefacto y con deformaciones en algunas partes de su economía corporal, argumentando los agentes de la policía que al parecer se encontraba degollado y además con huellas de lesiones en el abdomen y otras partes de su cuerpo. Sin embargo, será la autopsia de ley que determine las causas de muerte del hombre, que había sido reportado como desaparecido desde el pasado 08 de marzo del 2018.

Sobre el hallazgo, se conoce que fue la noche del domingo 11 de Marzo del 2018, cuando elementos de la policía municipal, fueron alertados en torno a una persona que se encontraba tirada y sin vida al interior de un potrero, del que al principio se presumía que pudiera ser otro joven de los que habrían sido presuntamente “levantados” la noche del sábado en la localidad de El Colomo, en dónde se registró la balacera y fue asesinado un vecino de dicha localidad, conocido con el alias de “El Gacho”.

Los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Bahía de Banderas, al recibir el reporte son enterados de que la persona se encuentra junto a un cerco de alambre y metido en un pozo, cerca del rancho conocido como “De Los Martínez”, frente a San Juan Papachula, en San Juan de Abajo, Nayarit.

Por tal motivo acudieron al sitio indicado los agentes policiacos a bordo de las unidades radio patrullas, en donde al arribar por un camino sinuoso por el arroyo de Huastítan, se encuentran con un grupo de personas quienes les indican el lugar exacto del hallazgo del hombre que ya estaba en estado de descomposición.

Al tener a la vista el cadáver inmediatamente proceden a acordonar el área y luego dan aviso a las autoridades correspondientes, acudiendo más tarde el personal de la Fiscalía General del Estado de Nayarit, quiénes se encargan de realizar algunas investigaciones en el lugar en dónde según comentan algunas personas presentes en el lugar, que se observó a los elementos de Servicios Periciales, que recogieron algunos indicios y pertenencias del occiso, del que se comentó también en el lugar que se trataba del hombre que estaba desaparecido desde el pasado jueves, este identificado por sus propios familiares como quien en vida llevara el nombre de Andrés Avelino Martínez Barragán, de oficio jardinero en un conocido lugar de Nuevo Vallarta.

Trascendió en el lugar que éste hombre ya se encontraba en estado putrefacto y además tenía al parecer algunas deformaciones en su cuerpo como que si hubiera sido torturado, comentando alguien de sus familiares cercanos, que “se apreciaba como que si lo hubieran arrastrado hasta ese lugar”.

Además se le podía observar un orificio en el abdomen, desconociéndose si se trataba de alguna lesión o pudiera ser que por el estado de descomposición en el que estaba, podría habérsele causado este hoyo en el cuerpo, aunque no se descartó de que fuera alguna lesión producida por arma de fuego o punzo cortante, pero no hubo muchos detalles, ni tampoco los agentes policiacos desmintieron las conjeturas de las personas ahí presentes, incluyendo a los familiares del vecino de San Juan de Abajo, (hoy fallecido).

Luego de que los elementos de la Agencia Estatal Investigadora y el personal de Servicios Periciales, de La Fiscalía General del Estado, terminaron de realizar su trabajo, estos solicitaron los servicios de una funeraria local, para que levantaran el cadáver que fue llevado al anfiteatro de funeraria “La Paz”, para proceder con la práctica de la necropsia de ley, y así poder saber las causas de su muerte, dando inicio también con las investigaciones correspondientes, de las que se hizo cargo el agente del Ministerio Publico en turno, quién fue notificado sobre los hechos ocurridos.