Empresas de Telefonía No Pagan Impuestos al Ayuntamiento

Del malecón a la escultura existen más de 250 casetas con hasta tres imágenes de publicitarias que no pagan al municipio

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Regidor panista, demanda haya orden en casetas telefónicas, inservibles con imágenes de publicidad cuya autoridad no paga impuesto al gobierno municipal.

El regidor panista, Jesús Anaya Vizcaíno, presentó en sesión ordinaria de ayuntamiento del pasado 30 de agosto del año en curso, una iniciativa de acuerdo con el propósito de regularizar las casetas telefónicas instaladas en el municipio de Puerto Vallarta.

Dado que últimamente han proliferado cuantiosamente en forma desordenada afectando la imagen de este destino turístico de playa.

Más grave afectando la movilidad de los peatones sobre las banquetas, ya que invaden estos espacios en todo el municipio.

También estas estructuras de teléfonos, obstruyen las rampas de acceso a personas con discapacidades distintas.

Algunas de estas casetas ya no sirven, pero se conservan para difundir la publicidad de la empresa que las instala.

En muchas de las ocasiones están sucias, deterioradas e instaladas de manera irregular.

Anaya añade que a estas empresas millonarias, estas no pagan derechos al municipio de Puerto Vallarta por la instalación de los anuncios, lo que genera una defraudación fiscal.

De ahí la necesidad de presentar la iniciativa, porque se solicitó una serie de informes a las direcciones generales de padrón y licencias, así como de inspección y vigilancia.

Al respecto a ambas dependencias que informan no cuentan con las direcciones señaladas, no hay vigilancia, por lo que ante esta falta de coordinación de las autoridades competentes, Puerto Vallarta es el paraíso fiscal para estas empresas de telefonía.

Se destaca también que todos los comerciantes y prestadores de servicios en el municipio que tienen anuncios, tiene que tener licencia y pagar los derechos por los mismos.

Además de cumplir con una serie de características en materia de imagen.

De lo contrario las direcciones de inspección y reglamentos y padrón y licencias, imponen multas por el incumplimiento de las obligaciones fiscales o por dañar la imagen visual.

Por lo que es inconcebible, dijo Anaya, que en el caso de las casetas telefónicas, las direcciones antes citadas omitan ejercer las atribuciones que les corresponde causando con ello un daño al erario municipal y a la imagen del destino.

Como dato adicional, el regidor de oposición, señala que del malecón a la escultura de la ballena, existen más de 250 casetas, las que tienen hasta tres anuncios que son gravables, por lo que es urente la atención de las tres áreas competentes en la materia.