Confunde Síndico a Empresarios Vallartenses

  • Así lo manifiesta el diputado local del 05 distrito, Ramón Guerrero Martínez, quien asegura que “defender los intereses de Vallarta debe ser su principal deber”, en clara referencia a la función del síndico municipal.

    Lamentó Ramón Guerrero, diputado local por el V Distrito de Jalisco que el sindico municipal Fernando Castro Rubio, confunda a los empresarios vallartenses y a la comunidad al no asumir su responsabilidad y reconocer que en el caso de la Ley Salvavidas: “no hizo su tarea primordial como abogado del municipio, que es defender los intereses de Puerto Vallarta, porque el borrador de la ley le llegó y evadió su responsabilidad de proponer, sugerir, y solicitar algún tratamiento especial para el destino turístico de Puerto Vallarta y hacerlo llegar oportunamente al Congreso del Estado de Jalisco”.

    “Ahora dolosamente maneja que fue cuestión de un servidor, cuando el responsable de lo que sucede es únicamente su falta de trabajo y de pericia en el cargo. El y todo el equipo del ayuntamiento de Puerto Vallarta tuvieron más de un mes para participar de acuerdo a la convocatoria que envió el diputado Jesús Casillas Romero, quien preside la Comisión de Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos y Reglamentos, pero no lo hizo. Tampoco trabajaron en ello el responsable de la Oficialía Mayor de Padrón y Licencias, menos aún se enteró de la propuesta que hacia el diputado Abraham Kunio González Uyeda en el tratamiento especial que solicitó para los destinos turísticos”, argumentó el diputado.

    Mencionó que “lamento que ahora el síndico municipal engañe a los empresarios y les diga dolosamente que fue culpa de otros. Lo invito a que deje esos recursos que no sirven de nada a Puerto Vallarta y que asuma hacer su chamba como abogado de la comuna, abogado de Puerto Vallarta el que debe velar por los intereses de este destino turístico y que su puesto es precisamente lo que evade hacer”.

    Refirió que “el gobierno municipal de Puerto Vallarta se le invitó en su momento a que analizaran el entonces proyecto de Ley Salvavidas, hace más de un mes y simplemente se mostraron incapaces de analizar su contenido, menos aún vislumbraron sus alcances, afectaciones y puesta en marcha en el destino turístico; ahora que ya está aprobada les urgió desviar la atención de los empresarios, para buscar culpables”.

    “El síndico Fernando Castro Rubio debe hacer su trabajo, defender los intereses de Puerto Vallarta, sino hizo la tarea a tiempo cuando la Ley Salvavidas pedía su aportación, debe saber que aún tiene tiempo de solicitar ajustes, pero no debe perder tiempo tratando de engañar a los empresarios”.