Confirman Cese del Director de FIBBA; Piden Perfil Con Capacidad

FONATUR, BANOBRAS Y HACIENDA, crearon Nuevo Vallarta S.A de C.V en 1974. Se trato entonces de un fraccionamiento turístico náutico, único en el país, un centro integralmente planeado, independiente del FIBBA. Este fideicomiso administraba predios donde ahora esta Flamingos y hasta guayabitos para su venta con garantía de inversión turística. En el 87 bajo convenio el FIBBA pasa a ser administrado por el gobierno del estado y así inició el declive de Nuevo Vallarta; hoy prácticamente un 70 % de la zona residencial se está vendiendo y nadie quiere comprar a los colonos.

Por Paty Aguilar

Desde 1987 funcionarios estatales de Nayarit que se han encargado de la administración de Nuevo Vallarta a través del FIBBA, Fideicomiso Bahía de Banderas, no han dado el ancho. En dicho año, bajo convenio, el gobierno federal, entonces presidido por Miguel De la Madrid, traspasó este Fideicomiso al Gobierno de Nayarit, durante la administración de Celso Humberto Delgado, desde entonces y año tras año, Nuevo Vallarta va decayendo, a tal grado que alrededor del 70 por ciento de los colonos tiene en venta sus residencias desde varios años y no las pueden vender y para colmo, el actual Director Regional, Eduardo Franco Quiroz, escenificó dos escándalos, lo que obligó al gobernador, Roberto Sandoval, cesarlo de su funciones, según se dio a conocer la noche del 23 de mayo 2013, luego de la visita a las instalaciones del FIBBA en Nuevo Vallarta, del Secretario General de Gobierno, José Trinidad Espinoza Vargas, quien se hizo cargo de resolver este asunto, mientras tanto, Javier Gutiérrez, estará como responsable hasta que llegue el nuevo director, según se informó en el FIBBA.

Ante esta situación que generó revuelo entre colonos y empresarios de Nuevo Vallarta, quienes luego de conocer de manera extraoficial el cese del funcionario, y tras sentir en carne propia la devaluación del desarrollo turístico (y por ende duro golpe financiero a su patrimonio) en el cual solo se benefician 4 o cinco empresas hoteleras, tanto empresarios como colonos, exigen al gobernador, Roberto Sandoval Castañeda, contrate para este puesto y del director general, a expertos en promoción turística, que garantice la reactivación del desarrollo de Nuevo Vallarta “El gobernador, Sandoval, tiene la gran oportunidad de impulsar en su gobierno el desarrollo de Nuevo Vallarta; los canales del estero no han sido dragados desde hace 30 años, no se le da mantenimiento, el agua es turbia y está contaminada, del plan original, solo quedó en papel, hoy un 70 por ciento de colonos están vendiendo sus residencias y nadie se interesa en comprarles porque gran parte de Nuevo Vallarta está prácticamente en la ruina, solo 4 o 5 empresas hoteleras, que se han apropiado de las playas con anuencia de los gobiernos en turno, son las que se benefician porque han logrado prácticamente privatizar la playa, ya que el acceso para quienes no se hospedan en sus hoteles, está restringido” comentaron un grupo de colonos que reniegan por tantas trabas que les ponen para poder entrar a la zona de playa de Nuevo Vallarta.

Cabe recordar, que fue en 1987, durante el sexenio de Miguel De la Madrid, cuando bajo convenio entrego a Nayarit la administración de FIBBA, desde entonces, este fideicomiso se hizo cargo de Nuevo Vallarta y en el 2005 FIBBA absorbe a Nuevo Vallarta S.A de C.V que tenía un adeudo de 120 millones de pesos, así empezó su declive, así empezó la tragedia turística de Nuevo Vallarta, ya que según el plan original se avizoraba un enorme futuro turístico que al final del día, resultó un fraude para quienes compraron lotes residenciales, porque el FIBBA, en su momento, vendió predios que estaban condicionados para que en dos años se desarrollaran por los inversionistas, pero esto no se ha cumplido, se observan grandes extensiones de tierra sin desarrollo, la especulación de los predios a rodo su esplendor y FIBBA no hace validos los contratos, según información de los propios colonos y empresarios en pequeño.

Aseguran, que el desorden administrativo del FIBBA ha permitido que se vendan los accesos al mar, el acceso a las playas es restringido y eso debe terminar, Roberto Sandoval, tiene la gran oportunidad de liberar las playas de Nuevo de Vallarta, pues se trata de un fraccionamiento público no privado, señalan. Asimismo, consideran, que es buen momento, para que el gobierno del estado, regrese al FONATUR este desarrollo turístico para que reactive el proyecto original del Desarrollo Náutico Nuevo Vallarta.

Mientras tanto, indicaron, se requiere de un programa de mejoramiento que prospere y para ello se necesitan directivos del FIBBA con perfil de promotor turístico, expertos, que sepa de programas turísticos, que logren destrabar los juicios que han entablado los Ejidos afectados porque no les han cumplido como lo establece el decreto de expropiación, que eviten vender los predios a inversionistas especuladores, en fin, que sean garantes de que la inversión para el desarrollo de nuevo Vallarta se cumpla a cabalidad y con ello, la bonanza con la promoción del empleo, beneficiaría a toda la comunidad de la región.

Finalmente, como dato histórico de Nuevo Vallarta, la primera construcción en este desarrollo fue la casa de gobierno en la rivera del canal del estero y la primera casa particular la construyo Giovanni Zivoli en 1977en el lote 114 de la Villa 2 , diseñada y construida por el arquitecto Díaz Escalera, con un valor de 400 mil dólares de entonces. Sin embargo, 10 años después la vendió en 160 mil dólares, es decir, se devaluó, debido a que en ese año, se detuvo el desarrollo de Nuevo Vallarta, se dejó de vender los predios desde el 77 hasta el 82 a causa del fraude que cometió el entonces administrador del FIBBA y de Nuevo Vallarta, Ríos Camarena.

En mayo del 82, bajo la administración de Carlos Insunza, se reactivó la venta de predios, todo iba bien hasta que un año después del inicio de la administración estatal presidida por Celso Humberto Delgado, el entonces presidente de la República, Miguel de la Madrid, bajo convenio, entregó el FIBBA al gobierno del estado y este gobernador, de nuevo detiene la venta del desarrollo desde el 88 hasta el 92. Un año antes de que terminara su sexenio, FIBBA le vendió SIDEK-SITUR, una buena extensión de tierra con la promesa de realizar grandes desarrollos turísticos, pero esta empresa a los 6 meses se declaró en quiebra y todo se vino abajo nuevamente. Banamex expropio y luego le vendió a Davis, inversionista mayoritario del Condominio Maestro Flamingos, a precio de ganga y desde entonces, muchos de estos lotes siguen baldíos, es decir, la especulación de las tierras a todo su esplendor, por ello, Nuevo Vallarta se ve desierto de desarrollos, solo en la zona de playa hay algunos hoteles, pero aún ahí hay predios que dan al mar sin desarrollar desde hace muchos años.

Sin embargo, al parecer, en este gobierno de Roberto Sandoval, se está realizando un trabajo de negociación con los Ejidos afectados para destrabar los juicios interpuestos contra el FIBBA por incumplimiento del decreto expropiatorio, los cuales desde hace cuatro años no han permitido al FIBBA continuar con la venta de los pocos lotes que quedan, según información vertida en el propio FIBBA y los Ejidos involucrados que exigen les paguen lo que por derecho les corresponde por las tierras que les fueron expropiadas.