Con el tiro de gracia ejecutaron a balazos a Roberto “El Mencho” y su hijo

* Su hijo Luis Fernando, también fue acribillado *Los hechos sucedieron en El Tuito, donde otras dos personas resultaron heridas de bala.

Por Adrián De los Santos

Los balazos llamaron la atención de todos los que ayer por la mañana, estaban en el crucero de El Tuito. Cuatro personas cayeron a consecuencia de estos disparos, dos de ellos murieron y el resto quedó lesionado.
Autoridades municipales, Estatales, Federales y Militares llegaron al lugar de los hechos, en donde al comenzar con las averiguaciones en torno a esta balacera, se dieron cuenta de que a pesar de que a esas horas hay mucha gente en este crucero, nadie vio nada.

Más tarde se daba a conocer que la persona que había quedado muerto en el lugar, era Roberto López Velazco, otro miembro de la familia de Los Menchos, quienes son originarios del poblado de Bioto, en Cabo Corrientes.

Asimismo, perdió la vida su hijo de nombre Luis Fernando López Urrutia, de 24 años, cuando era atendido por los médicos en el Centro de Salud de El Tuito; otros dos lesionados identificados como Moisés Brambila Valdovinos, de 84 años de edad, vecino de la colonia Llano de los Laureles, éste resultó con un impacto de bala en el abdomen y Juan Eduardo Román Macías, de 24, vecino de la colonia El Tizate, en Zapopan, el cual recibió un balazo en su pie derecho.
Los hechos ocurrieron a eso de las 11:30 horas de ayer, siendo enterados de estos hechos los elementos de Seguridad Pública Municipal, acerca de una balacera en el crucero de El Tuito.

Las autoridades municipales de Puerto Vallarta y Tomatlán también fueron alertadas, debido a que se hablaba de que sujetos de una camioneta pickp en color blanco, habían efectuado disparos de arma de fuego contra otras personas.
Cuando llegaron los elementos de Seguridad Pública Municipal, se dieron cuenta de que había un alborto en el crucero y que personas de una camioneta se habían llevado al menos a dos lesionados, en tanto que en la parada del camión, frente al restaurante “El Sazón de la Abuela”, quedó tirado el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino.
Los agentes resguardaron la zona, al detectar que en la escena había varios casquillos cerca del cuerpo sin vida, por lo que acordonaron y esperaron la llegada de las autoridades.

Más tarde informaban que las dos personas que se habían llevado lesionadas, estaban en el Centro de salud, pero les confirmaron que no eran dos, sino tres los heridos, uno de los cuales había muerto en la sala de urgencias, en tanto que al resto los trasladaron al Hospital Regional en Puerto Vallarta.

En breve llegó al lugar el apoyo. Elementos del Ejército Mexicano se apersonaron y resguardaron la zona, junto con elementos de la Policía Federal y más tarde llegaban elementos de la Fuerza Unica, seguidos por personal de la Fiscalía del Estado.

Se dieron cuenta al revisar la escena del crimen, que alrededor del cuerpo sin vida que para esos momentos ya había sido identificado como Roberto López Velazco, mismo que quedó con la cabeza hacia Tomatlán, había varios casquillos de bala calibre 9 milímetros, pero las heridas que presentaba Roberto, no coincidían con ese calibre.

Asimismo, detectaron que unos cinco metros de los pies del cuerpo sin vida, había un charco de sangre, otro goteo hemático llevaba de donde estaba el cuerpo, hasta en el interior del restaurante “El Sazón de la Abuela”, frente a donde estaba estacionado un Nissan, Tsuru, en color rojo, con las placas JGR-1528 de Jalisco, mismo que presentaba impactos de bala en el medallón.

Al comenzar con las investigaciones, los agentes se dieron cuenta de que nadie había visto nada, sin embargo, todo apuntaba a que ahí se había registrado un enfrentamiento a balazos, es decir, que alguien les contestó a balazos a quienes le dispararon a Roberto y a su hijo, pero nadie lo confirmó.

Trascendió que momentos antes Roberto López Velazco, su hijo Luis Fernando y otras personas aún no identificadas, habían estado en la parada del camión, cuando llegaron sujetos a bordo de una camioneta pickup en color blanco, los cuales efectuaron disparos contra los López.

Los agentes investigadores esperaron a los peritos, mismos que al llegar se dieron cuenta de que la escena pudo haber sido alterada, debido a que, de acuerdo a la mecánica de los hechos, los indicios apuntaban a otra cosa.
Luego de fijada la escena del crimen, del levantamiento de indicios, el cuerpo de Roberto López Velazco fue levantado, para luego trasladarse los peritos al Centro de Salud, donde fue revisado y levantado el cuerpo sin vida de Luis Fernando.

Cabe mencionar que con la ejecución de Roberto López Velazco y de su hijo, suma a cinco el número de víctimas en su familia; el primero fue Lucas López Velazco, asesinado en la colonia Los Sauces el primero de agosto del 2014, el segundo fue su hermano Miguel Angel López Velazco, ocurrido el 21 de agosto del 2014 en la colonia Lázaro Cárdenas, ahí murió una mujer, además de la desaparición de Javier López Velazco.