Cadáver en el Cerro, sí era de Alias “Sindi”

*Fue hallado en Junio del 2014, pero apenas llegaron resultados de ADN *Era buscado como sospechoso de intentar matar a su esposa en Paso Ancho...

Por Adrian De Los Santos

Luego de varios meses de que haberlo hallado muerto en el cerro, entre Paso Ancho y Buenos Aires, finalmente se dio a conocer que los resultados de ADN llegaron y las autoridades pudieron confirmar que aquel esqueleto sí pertenecía a José Antonio García Peña, alias “El Sindi” o Toño Cazuelas.

Se informó que la información se reservó hasta que la familia fue enterada de los hechos, mismos que a estas fechas ya procedieron a la incineración de los restos mortales de alías “Sindi” y/o “Toño Cazuelas”.

Esta persona era buscada por su presunta participación en el intento de homicidio de su esposa, quien resultó lesionada de gravedad con arma blanca, sin embargo, la fortaleza de la mujer evitó que perdiera la vida y logró sobrevivir, pero aquellas lesiones le dejaron secuelas.

Se dio a conocer que estos hechos sucedieron el día 21 de marzo del 2014, aproximadamente a las 7:48 horas, cuando elementos de la policía municipal fueron informados que la finca marcada con el número 535 de la calle Calandria, cruce con Faisal y Felipe Ángeles, de la colonia Paso Ancho, se encontraba una mujer lesionada.

Al llegar los agentes confirmaron que se trataba de la señora Ana Rosa, de 45 años de edad, misma que presentaba siete heridas producidas por arma blanca a la altura del abdomen, una de ellas de aproximadamente 14 centímetros y por donde se le salieron los intestinos y aparte una herida en la cabeza, que a simple vista se apreciaba fractura de cráneo y exposición de masa encefálica.

Paramédicos de la unidad B-53 llegaron para atender a la mujer, a quien se llevaron al hospital Medasist y después a la clínica 42 del Seguro Social, en donde su estado de salud se reportaba como grave.

Las autoridades fueron enteradas de que como sospechoso de esta agresión, estaba José Antonio García Peña, alias “Toño Cazuelas” o “El Sindi” sin embargo, no había algo concreto que indicara que pudiera ser el agresor.

Fue hasta el día 1 de junio del mismo año 2014, cuando los agentes de la Policía Municipal fueron enterados, de que en el cerro de Paso Ancho habían encontrado el cuerpo sin vida de una persona.

Al llegar los agentes, se dieron cuenta de que se trataba de una persona de sexo masculino, el cual vestía un pantalón de mezclilla, una camiseta con el dibujo de la cara de un gato, con tenis, el cual se encontraba tirado sobre las piedras, su cabeza ya estaba desprendida del cuerpo, así como una de sus manos, la cual se encontraba a poca distancia del cuerpo, como si los animales carroñeros se la estuvieron comiendo.

Fue entonces que al lugar arribó el agente del Ministerio Público, quien dio fe del cadáver, así como la perito criminóloga del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quien se encargó de recoger el cuerpo y juntar los indicios que había en el lugar.

Sospechando que se tratara de alias “El Sindi”, el fiscal ordenó que se le practicaran las pruebas de ADN, mismas que tardaron mucho tiempo en obtenerse los resultados, los cuales arrojaron como positivo de que se trataba de José Antonio García Peña, alias “Toño Cazuelas” o “El Sindi”, por lo que los restos mortales fueron entregados a sus familiares quienes determinaron incinerarlos.