Cadáver de Narcofosa, era el de un Sargento

*Había sido levantado el fin de semana antepasado, en la delegación de Ixtapa

La Procuraduría General de Justicia del Estado, confirmó que uno de los cinco cuerpos que fueron encontrados mutilados y dentro de una narcofosa, por elementos de la 41 Zona Militar, cerca de la delegación de Las Palmas,

pertenece a un elemento del Ejército Mexicano, mismo que estaba desaparecido desde el fin de semana antepasado.

Se dio a conocer que militar había sido “levantado” por sujetos desconocidos, cuando andaba en compañía de otra persona, en la delegación de Ixtapa.

Ante estos hechos, se informó que la familia se presentó ante el agente del Ministerio Público, donde denunciaron lo ocurrido, por lo que las autoridades fueron enteradas posteriormente y eso desató una ola de operativos por parte de elementos del Ejército Mexicano, de la Armada de México y de la Policía Federal, en toda esa zona.

Eso llevó a la detención de un sujeto, mismo que al ser investigado, se dieron cuenta de que tenía información en torno al lugar donde le dieron muerte y además, sabía en donde estaba el cadáver, por lo que comenzaron con las investigaciones y de ese modo encontraron cinco cuerpos, uno de ellos resultó ser el del militar.

Días más tarde, se confirmaba que se trataba del Sargento Eusebio Hernández Ortiz, de 38 años de edad, conocido entre sus compañeros como “El Chino”, con domicilio conocido en Bahía de Banderas, Nayarit.

Ayer se dio a conocer que el detenido identificado como Carlos García Gutiérrez, alías “El Caimán”, fue consignado por el agente del Ministerio Público federal, por delitos del fuero federal, además de que continúan investigándolo.

La presencia militar se notó en la delegación de Ixtapa a partir del día domingo 22 de julio, nadie sabía porque, luego lograron la detención de una camioneta Toyota Tacoma, en donde detuvieron a Carlos García Gutiérrez, alías “El Caimán”.

El detenido les confesó donde estaba un campamento y además que en dicho lugar había tres fosas clandestinas, en donde habían sepultado a tres hombres, a los que desmembraron.

Es por ello que acudieron rumbo al punto conocido como Los Arrayanes, ubicado a poco menos de dos kilómetros de la cabecera municipal de San Sebastián del Oeste, sitio en donde al llegar los militares encontraron tres fosas, cada una con un cuerpo cercenado y decapitado.

A pesar del estado en que se encontraba los cadáveres, los militares indicaron que los tres aparentaban edades entre los 25 y 30 años de edad y uno de ellos presentaba una herida de bala en el cráneo.

Ante estos hechos resguardaron la zona, solicitando la presencia del personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, acudiendo al lugar un agente del Ministerio Público y elementos de la Policía Investigadora de Mascota, quienes solicitaron la presencia de peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes al sacar los cuerpos, estimaron que tenían aproximadamente 24 horas de evolución.

Las investigaciones continuaron, ya que ni uno de los tres cuerpos pertenecía al elemento de la 41 Zona Militar que estaba desaparecido.

Más tarde la Secretaría de la Defensa Nacional a través de la comandancia de la V. Región Militar y la 41 Zona Militar, que en el marco de la Estrategia Integral del Estado Mexicano en contra del Narcotráfico y la Delincuencia Organizada, informaron l siguiente:

En las inmediaciones del poblado Las Palmas, de este municipio, localizó y llevó a cabo el aseguramiento siguiente:

Un civil; un vehículo; 150 kilogramos de marihuana en greña; una escopeta calibre 12, marca Mossberg, sin modelo y sin matrícula; una ametralladora M.A.G., matricula 6304, calibre 7.62 milímetros.

Asimismo, dos fusiles AK-47 calibre 7.62×39 milímetros, dos pistolas calibre .38 súper, una pistola calibre .25”, marca Raven; dos aditamentos lanza granadas calibre 40 milímetros.

Además, 21 cargadores para fusil AK-47, es decir, de Cuerno de Chivo, tres cargadores para fusil AR-15; 12 cargadores para pistola de diferentes calibres; 29 cartuchos cal. 12; 123 cartuchos calibre .223; 4 cartuchos calibre 9 milímetros; 6 cartuchos calibre .45; 21 cartuchos calibre .357; 11 cartuchos calibre 5.96 milímetros.

Asimismo, 9 cartuchos calibre 7.62 milímetros; 8 cartuchos calibre .25 milímetros; 69 cartuchos calibre .380”, 24 cartuchos calibre .22 y 40 salchichas de explosivos.

Enseguida, la misma 41 zona militar daba a conocer que al andar en recorrido de reconocimientos terrestres a inmediaciones del poblado Las Palmas, localizó y llevo a cabo el aseguramiento siguiente:

La cantidad de 165 envoltorios (dosis) de la droga conocida como piedra; 86 envoltorios (dosis) de pastillas psicotrópicas; 800 gramos aproximadamente de semilla de marihuana.

Asimismo, el aseguramiento de una camioneta Chevrolet, en color negro, asimismo, dos cuatrimotos, una en color azul y otra en color rojo, sin placas.

Aseguraron además, 186 estopines explosivos y un carrete con ocho metros aproximadamente de mecha detonante.

De igual forma, lograron localizar en el área, dos fosas clandestinas, cada una con un cuerpo humano mutilado, uno de ellos estaba tatuado con un “3C”, por lo que continuaron con las investigaciones judiciales.

Al revisar uno de estos dos cadáveres, el personal militar se dio cuenta de que se trataba de Eusebio Hernández Ortiz, el Sargento que fue levantado y desde entonces estaba como desaparecido.

El Semefo fue rodeado de militares, sitió a donde fue llevado Sargento, luego el cuerpo fue identificado de manera oficial por un Coronel, quien se hizo cargo de los trámites legales para la entrega del cuerpo.

Más tarde, Carlos García Gutiérrez, alías “El Caimán”, era consignado por delitos del fuero federal, quedando encerrado en la delegación de Ixtapa y continúan investigándolo.