Beto Gómez lleva 365 días desaparecido; no hay avances en la investigación

* Este viernes 15 de enero del 2016 se cumple un año de la desaparición del entonces regidor, Humberto Gómez Arévalo, a quien se le conocía como “Beto del Infonavit”; la Fiscalía General de Jalisco, con sede en Puerto Vallarta no ha dado a conocer a los medios de comunicación ningún avance respecto a estos hechos, sólo esta confirmado se tiene el registro de la denuncia, misma que se suma a la estadística de las personas desaparecidas en esta ciudad, que al cierre de año sumaban 115 de manera oficial.

Por Lorena Moguel
NoticiasPV
Fotos: Tomadas de facebook

Este 15 de enero del 2016 se cumple un año de la desaparición del entonces regidor, Humberto Gómez Arévalo, en la que existe una denuncia ante la Fiscalía General de Jalisco y otra más ante la Procuraduría General de la República con sede en este puerto, misma que fue interpuesta por el gobierno de Puerto Vallarta el 18 de enero del 2015, sin embargo ninguna autoridad ha dado respuesta a la pregunta que todos se hacen: ¿Dónde Está Beto? Y ¿Cuál es el avance de las investigaciones a raíz de su desaparición?

Preguntas sin respuestas, mismas que se pretendían plantear al Fiscal General de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, quién estaría en este puerto, justo en el primer aniversario de la desaparición del regidor, pero por cuestiones de agenda fue cancelada su visita y reprogramada para el próximo 18 de enero del 2016.

Y es que, con la visita del Fiscal pretenden poner en marcha el inicio de operaciones de la Unidad Especializada para Atención a Desaparecidos, aquí en Puerto Vallarta; Unidad que sin duda tendrá una gran responsabilidad y trabajo acumulado, ante el elevado número de personas desaparecidas.

Datos preliminares refieren que la Fiscalía General de Jalisco, Región Costa Norte, cerró el 2015 con 150 casos denunciados, aunque oficialmente hablan de 115 personas a quienes se les abrió un expediente de investigación.

Con relación a los datos oficiales, es decir los 115 casos que tiene como registro la Fiscalía, se encuentra la desaparición de la instructora Erika Cueto, la abogada Miriam Patricia Almanza Cruz y el caso más sonado que sacudió a la sociedad de Puerto Vallarta y cimbró a la política local, fue la del regidor en funciones, Humberto Gómez Arévalo.

15 DE ENERO DEL 2015

Ese jueves 15 de enero del 2015, nadie se imaginaba que quedaría marcado en la historia política de este puerto, como el día que desapareció el regidor Beto del Infonavit.

Ese día, según datos periodísticos, Beto fue llevado por su chofer a su domicilio a eso de las 17:40 horas, minutos después recibió una llamada, según se dijo él no quería ir al lugar en el que lo habían citado pero pidió que lo llevara un hombre conocido de él, quien era la pieza clave para saber más información sobre el paradero de Beto.

Según se sabe desde las 18:30 horas, Beto y su conocido andaban juntos, entonces este hombre sabía con quién se reunió, dónde lo citaron y qué es lo que estaba pasando.

Su asistente Adriana García, recibió varias llamadas de él, en el que le pedía que fuera por un dinero que le habían prestado sus amigos aliados en el pleno; ella recibió el dinero y siguió la instrucción de Beto de dárselos a ese “misterioso” hombre, pero conocido de Beto, hasta hoy ilocalizable.

Hay una versión que desvela que ese “misterioso hombre” le entregó el dinero a Beto, quien se bajó de una camioneta pero aseguran se le veía triste, cabizbajo, como implorando que el tiempo se detuviera en el trayecto de la camioneta de la que se bajó hasta su camioneta que conducía ese “misterioso” hombre. Aseguran que recibió el dinero y dijo, aquí espérame, se retiró y se subió a esa camioneta de la cual no hay ningún dato y ya jamás se le volvió a ver.

Un dato: la única información que se tiene sobre “el misterioso” hombre que vió a Beto por última vez, es que le decían “don Chuy” y es fecha que el éste sujeto no aparece; pero todo parece indicar que sí rindió su declaración ante el Agente del Ministerio Público, pero es momento que no se sabe más de este hombre.

16 DE ENERO DEL 2015

24 horas después, su asistente personal Adriana García, preguntaba por él, fue a su domicilio no lo encontró, acudió con los regidores amigos de su jefe, entre ellos Susana Judith Mendoza Carreño, el entonces síndico, Roberto Ascencio y el mismo Miguel Ángel Yerena Ruiz y tampoco no sabían nada.

Llegaron a la conclusión de que Beto había sido “levantado” y de inmediato pidieron apoyo de los medios para la difusión sobre la desaparición. Alertados, también acudieron a la Fiscalía, luego de que ataron cabos que su amigo estaba en peligro, toda vez que había dejado su camioneta abandonada, el chofer no sabía nada de él, ni su asistente. Todo era confuso, pero estaba esa corazonada de que algo andaba mal.

17 DE ENERO DEL 2015

Los medios multimedia, electrónicos, impresos y de radio daban a conocer la noticia aunque no era nada oficial sobre la desaparición, incluso hasta había el temor de que fuera una mala broma del regidor y unos más decían: “ya aparecerá”, “ha de estar escondido” y hasta se escuchaban comentarios en los pasillos de la presidencia municipal que relacionaban al entonces presidente municipal, Ramón Guerrero Martínez, “el Mochilas”, con la ausencia de Beto. Y es que, era público el enfrentamiento político entre ambos personajes.

Para ese momento todo era confusión, sólo se alimentaba la teoría del “levantón” y más porque era evidente la ausencia de Beto. Mientras, sus compañeros con los que hizo equipo en el pleno del Ayuntamiento, mantenían la hipótesis de que Beto lo habían levantado y nadie se preocupaba por indagar su paradero, ni la policía municipal, ni la Fiscalía General.

18 DE ENERO DEL 2015

Cautos por los hechos ocurridos los medios de Puerto Vallarta daban la noticia, que desde la noche del jueves 15 de enero del 2015 se encontraba desaparecido el regidor Humberto Gómez Arévalo, lo que desató una serie de investigaciones por parte de las autoridades judiciales para determinar qué sucedió y cuál fue el paradero del funcionario municipal.

Al ver que la situación era más que seria y delicada, el gobierno municipal de Puerto Vallarta decidió actuar y solicitar la intervención de la Fiscalía General de Jalisco y la PGR para la búsqueda y localización del regidor Humberto Gómez Arévalo, quien –para ese momento— ya cumplía con las 72 horas de ausencia.

La denuncia quedó de manera formal. “No obstante a ello, desde el momento de su desaparición las autoridades judiciales implementaron un operativo de búsqueda. Por tal motivo, se prepara la denuncia de hechos para solicitar la intervención también de la Procuraduría General de la República”, así quedó registrado ese 18 de enero del 2015 en el comunicado oficial que emitió el gobierno municipal.

En esa ocasión, NoticiasPV difundió lo siguiente:

“De momento corrió la noticia de que había sido “levantado”… posteriormente comenzó a fluir un poco más de información, alguna más creíble que la otra, pero nada de manera oficial. Las autoridades judiciales lo único que argumentaban es que se reservaban comentar algo, debido a que aún no tenían nada concreto de lo que estaba pasando, “sí está desaparecido, pero aún no sabemos qué sucedió como para declarar que se trata de un secuestro o de un levantón”, revelaban.

La noticia comenzó a correr como reguero de pólvora desde el amanecer, cuando se informaba que el regidor Humberto Gómez Arévalo no había llegado a su casa a dormir, algo que no era común en esta persona, por lo que su familia comenzó a preocuparse y más porque no contestaba las llamadas y ni su gente más cercana a él sabía de su paradero.

Hasta esos momentos comenzó el rumor en el sentido de que no aparecía, incluso en las redes sociales comenzó a correr la noticia y fue hasta las 11:30 horas cuando el personal de la fiscalía regional de justicia fue enterado de lo sucedido.

Se les dio a conocer, entre otras cosas, que el jueves Humberto Gómez Arévalo había salido de su domicilio a bordo de una camioneta Jeep gran Cherokee, en color blanco, con las placas de Jalisco y que con él iba su chofer.

Llegaron hasta la avenida Las Palmas donde Gómez Arévalo le informó a su chofer que él se retirara ya a descansar y que lo dejara ahí con su camioneta, debido a que iba a ver a unas personas en ese lugar.

Sin embargo, el día de ayer se dieron cuenta de que no había llegado a dormir y entonces el chofer informó dónde había dejado a Beto Gómez la noche anterior, por lo tanto acudieron a ese lugar y grande fue la sorpresa al darse cuenta de que ahí estaba la camioneta del regidor, estacionada justo donde un día antes la habían dejado, pero de Humberto no se sabía nada.

Estaba con los vidrios abajo, aparentemente no le faltaba nada y hasta su gafete estaba colgado donde siempre, dentro del vehículo.

Temiendo lo peor, acudieron a denunciar la desaparición del regidor, procediendo un agente del Ministerio Público a presentarse al lugar donde estaba abandonada la camioneta, acompañado de personal de la Policía Investigadora y de peritos de Servicios Periciales, mismos que dieron inicio a la fijación del lugar de los hechos, revisaron la camioneta y al no hallar nada, solicitaron que una grúa la trasladara a la fiscalía.

Las primeras investigaciones arrojan que Humberto Gómez había estado pidiendo dinero prestado a varias personas de la presidencia, algo que no era común en él, por lo que se desconoce si estaba siendo extorsionado, si debía alguna fuerte cantidad de dinero o que problemas pudo haber tenido.

El caso fue que hasta ayer (16 de enero del 2015) a las 00:00 horas, Gómez Arévalo permanecía desaparecido y aún así, las autoridades aún no tenían elementos suficientes como para determinar que había sido levantado o secuestrado, “estamos investigando qué sucedió y por el momento es lo que podemos informar, pero nada oficial”.

HASTA LA FECHA…

Desde esas fechas hasta el momento se desataron una serie de especulaciones, señalamientos, se hicieron marchas para exigir la aparición del regidor, denunciaron los hechos a nivel nacional, pero es momento que la Fiscalía General de Jalisco con sede en Puerto Vallarta no ha dado a conocer ningún avance respecto a ésta y otras tantas desapariciones, pero tienen toda la intención de anunciar con bombo y platillo la recién creada Unidad Especializada para Atención a Desaparecidos, exactamente a un año de la desaparición de Beto del Infonavit. Y es en este acto, donde se espera un acercamiento con el Fiscal para conocer detalles de está y otras tantas desapariciones que han sorprendido a la sociedad vallartense.