Bañistas denuncian tiradero de agua mal oliente del hotel San Marino

*“Es un cochinero de agua sucia y hedionda que sale del hotel San Marino, los turistas aquí soportando”, denuncian bañistas nacionales...

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Bañistas denuncian tiradero de agua mal oliente que sale del hotel San Marino, al sur del puerto.

“Es un verdadero cochinero de agua sucia y hedionda, que sale de este hotel, y la gente quienes estamos aquí, oliendo todo eso”.

Este hotel se encuentra en una zona emblemática de olas altas, lugar al que llegan a hospedarse miles de turistas, principalmente del ámbito nacional e internacional.

Sin embargo, en este periodo vacacional de verano en el que miles de estudiantes no van a clases, es tiempo que aprovechan los padres de familia, para llevarlos un rato al mar.

Son las familias locales quienes residentes muy cerca del hotel San Marino, aprovechan este tiempo y espacio.

Sin embargo, esta mañana muchos de los bañistas se quejaron de que existen tubos grandes de donde sale mucha agua, proveniente de este hotel, se trata – dicen -, de aguas negras.

Agregan que huelen muy feo y así los niños se están bañando, desconocen si esta condición es buena o mala, pero llama la atención para todos los que este viernes se deleitan con las bondades del lugar.

Temperatura agradable, para irse a refrescar a la playa y ríos de toda esta región en Puerto Vallarta.

No obstante, las autoridades han hecho un papel importante entre seapal el gobierno municipal, para mantener una calidad de agua y playas de manera óptima, lamentablemente en la operatividad no es así, según testimonios de los bañistas en este día en dicho lugar.

Es importante destacar, a lo largo de los márgenes de ríos y arroyos, existen construcciones entre edificios, condominios y casas habitación, en donde no existe una estructura ideal para la descarga de aguas, tratadas o residuales.

El temor de los bañistas hoy, es que esas aguas que son vertidas por el hotel San Marino sean un importante foco de contaminación.
“Lo que sí es que huele muy feo”, refieren los turistas.