Aún Sin Identificar al Ejecutado de “La Palapa”

  • Este martes 16 de febrero, un comando armado mató a un hombre, en el rancho conocido como “El Pirulí” por la Palapa. Lo sometieron, lo obligaron a cavar su fosa, le metieron un tiro en la cabeza y le enterraron un pico en la mejilla izquierda. Según el delegado, Guillermo Martín Díaz Prudencio, aún esta sin identificar.
  • Por la Redacción

    De acuerdo a información oficial de Seguridad Pública, este pasado martes 16 de febrero del 2010, fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre, en el punto conocido como el Rancho La Palapa, en punto de las 08:00 horas, donde el cadáver presentaba un impacto de bala y una severa lesión en la mejilla izquierda.

    Los restos fueron encontrados por los policías municipales, luego de que a través de base CARE, reportaron estaba un cuerpo semienterrado en un predio por el rancho de El Pirulí.

    Según el agente del Ministerio Público, José Antonio Hernández Valencia, en el lugar se recabaron huellas, y dos cascajos percutidos, los cuales se encuentran en el SEMEFO, para tratar de encontrar huellas dactilares que puedan dar con el paradero de los homicidas.

    Hernández Valencia informó sobre los casquillos eran de un arma de fuego .45.

    Al parecer, según una hipótesis de la autoridad judicial, cuando se produce este tipo de ejecución, los agresores someten a su víctima, e incluso los hacen que caven su propia fosa, por lo que podría ser el caso, ya que el hombre que no presentaba huellas de tortura, sí estuvo sometido por sus agresores.

    En la escena se observó que el hombre recién había sido ejecutado, porque en el lugar había una lámpara, y las manos del occiso se le apreciaba tierra. Ahí estaba un pico para cavar, pero se apreciaba en el rostro del hombre.

    Datos recabados por la autoridad presumen que los agresores de la víctima, era un comando armado que procedió a su ejecución.

    Al interior de la policía municipal se suscitó una controversia, porque un hombre reportó a base CARE que lo iban siguiendo pero los policías, que no se saben sus hombres, no hicieron caso del llamado, aún cuando platicaron con quien reportaba. Los policías ignoraron el llamado de auxilio, porque consideraron que el varón estaba borracho. Sin embargo, el subdirector operativo, Jorge García Esqueda, ordenó que vigilaran y dieran continuidad al reportero, pero no lo tomaron en cuenta.

    Horas después, otra persona reportó a base CARE que habían encontrado el cadáver de un hombre.

    Fue Jorge Enrique Rodríguez Tapia, quien llevó a los policías hasta el lugar donde estaba el muerto. De ahí que el comandante Gonzalo Banderas, acudió con su personal para verificar la información y comprobaron la veracidad de la información.

    Ahí estaba, a un costado del arroyo, bajo un árbol, el cadáver que tenía en la cara una playera negra, no traía zapatos, tenía heridas en la planta de los pies, y se le apreciaba tenía enterrado un pico en la mejilla izquierda.

    LA VERSIÓN DE LA PGJ

    En voz del delegado, Guillermo Martín Díaz Prudencio, se confirmó que el hombre aún continúa como “NN” en las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, al parecer tiene una edad de entre 30 y 35 años, no fue torturado, pero sí sometido, al parecer para que cavara su fosa. Aunado de que presentaba una herida en la mejilla izquierda producida por un pico que le perforó de lado a lado.

    Se presume, dijo, que fue ejecutado en el lugar, luego de que se le observó un impacto de bala, calibre .45, por el lado izquierdo, con ingreso y salida.

    PARTE OFICIAL DE SEGURIDAD PÚBLICA

    Siendo las 19:16 horas del día 16 de febrero del año en curso, se recibió el reporte de una persona, en el que informaba que en la mañana se encontraba caminando con su novia por la orilla del río Santo Domingo, cuando de repente encontró el cuerpo de una persona que aparentemente no tenía signos vitales, ya que se encontraba enterrado, que solamente salía una de sus manos de la tierra.

    Al arribar al lugar a bordo de la unidad PV-84 y PV-136, procedieron a la búsqueda de dicha persona, acompañándolos la persona que había realizado el reporte, encontrando al ahora occiso a 600 metros de los campos de golf Vista, ubicados por camino a la Palapa, de la delegación del Pitillal.

    Esta persona se hallaba en una fosa de aproximadamente un metro de profundidad, con las siguientes características; aparenta una edad aproximada de 30 a 35 años, con barba abundante; tenía parcialmente cubierta la cara con su playera; descalzo; vestía un short en color beige y una playera obscura. No traía consigo una identificación.

    El ahora occiso presentaba una herida en la cabeza, la cual fue producida por un pico en color naranja que le atravesó del lado derecho y salió por el lado izquierdo y dos heridas con arma de fuego en la cien del lado derecho. Además se encontraba esposado por delante y encadenado de la cintura. Se encontraron dos casquillos percutidos de arma de fuego calibre 45.

    Arribó al lugar el Agente del Ministerio Publico, Jorge Hernández Valencia; la perito criminalística Carmen Ramírez Cano, el delegado regional de la Procuraduría de Justicia del Estado, Guillermo Díaz Prudencio, así como elementos de la policía investigadora, elementos de bomberos y varias unidades de la policía municipal.