Aulas en obra negra de Bucerías, en ruinas con olor a orín, excremento y yerba

*Se trata de la construcción de una primaria que se llevó a cabo durante la administración de Héctor Paniagua Salazar, la cual iba a sustituir la primaria Oliverio Vargas, ubicada junto al mar frente a la plaza pública de Bucerías, Bahía de Banderas, Nayarit...
NOTAS RELACIONADAS

Por Paty Aguilar

Vecinos de la colonia Paraíso del Indio, de Bucerías, Bahía de Banderas, Nayarit, llamaron la atención de este medio de comunicación para que las autoridades, se hagan cargo de la limpieza y rehabilitación de tres edificios de planta baja que quedaron en obra negra desde la segunda administración del ex alcalde, Héctor Paniagua Salazar, 2008/20011 y que ahora está invadida por la maleza, pero además, vandalizada por malvivientes de la zona que la utilizan como su guarida y por las noches pone en riesgo la integridad de los vecinos al tener que pasar forzosamente por el lugar, ya que se ubica donde empieza dicha colonia que no tiene otro acceso más que esta calle y un sendero que pasa junto a dicha construcción.

Esta obra que pretendía ser una primaria fue producto de un convenio que dicho alcalde hizo con la constructora Dynámica, para que en vez de construirla en uno de sus fraccionamientos, se construyera en este predio de Bucerías, ya que también tenía proyectado sacar la primaria Oliverio Vargas de la zona centro de Bucerías donde a la postre, se construiría una zona comercial que incluía la plaza y el terreno de la primaria, Oliverio Vargas, sin embargo, los padres de familia se manifestaron, incluso cerraron la carretera 200 durante casi dos horas hasta que el alcalde, tuvo que ceder y comprometerse que no movería dicha escuela.

Para entonces, la obra ya llevaba el avance en el que se encuentra hasta ahora. Por tal motivo la constructora Dynámica, dejó a medias el trabajo, abandonó la construcción y desde entonces, las siguientes administración tampoco la tomaron en cuenta. Lo que hizo el ex alcalde, José Gómez Pérez, en la anterior administración, fue donar el predio y la construcción al gobierno del estado de Nayarit, sin embargo, al parecer esta nueva administración que encabeza el gobernador, Antonio Echevarría García, ni siquiera sabe de su existencia y si lo sabe, no le interesa.

Sin embargo, los vecinos piden que les quiten este foco de contaminación, ya que el lugar también les sirve a los malvivientes para zurrarse dentro y fuera de las aulas, el lugar apesta a orín, excremento y yerba. La maleza está tan crecida que ya casi tapa los tres edificios. Piden pues que se le un uso para beneficio de esta colonia y las aledañas como la Javier Obando, ya que se trata de alrededor de 12 aulas que bien pueden ser utilizadas para diversas actividades culturales y artísticas, o bien, como para lo que fue construida, para una primaria.