Apáticos Niegan Donar Terreno Para Pozo de Agua en San Ignacio

Ya tenemos localizados los mantos freáticos, ya tenemos los estudios listos, inclusive ya hay afloramiento a flor de tierra y el propietario se niega a dar el terreno, está muy pronto a solucionarse, pero si hemos tenido problemas sociales de no ser solidaria la gente de San Ignacio por los demás habitantes que viven ahí, dijo Gerardo Aguirre, de Planeación Municipal a Cabildo en relación a que no se ha perforado un pozo para dotar de agua a esta comunidad.

Por Paty Aguilar

En Sesión de Cabildo celebrada este 31 de mayo 2013 en la presidencia municipal de Bahía de Banderas, tras una observación que realizó la regidora, Mariel Duñalds, en relación a la falta de agua potable del poblado de San Ignacio, Gerardo Aguirre, de Planeación Municipal, dio a conocer que efectivamente, el pozo de agua aprobado por los regidores el pasado mes de enero por la cantidad de un millón 250 mil pesos, no se ha llevado a cabo porque “Nadie quiere donar un pedazo de tierra y lo que es peor, nadie quiere ni siquiera vender. Al OROMAPAS le ha costado meses de estar batallando para encontrar quien pueda donar ese pedazo donde poder perforar un pozo. Ya tenemos localizados los mantos freáticos, ya tenemos los estudios listos, inclusive ya hay afloramiento a flor de tierra y el propietario se niega a dar el terreno, está muy pronto a solucionarse, pero si hemos tenido problemas sociales de no ser solidaria la gente de San Ignacio por los demás habitantes que viven ahí” señaló.

Asimismo, Gerardo Aguirre, tras informar que San Ignacio es la localidad que más crecimiento tiene en Bahía de Banderas, que en el 2005, contaba con 284 habitantes y hoy cuenta con poco más de 600 con una tasa de crecimiento es del 22 por ciento anual, argumentó que fueron los habitantes de este poblado quienes decidieron la prioridad de las obras y no el gobierno, así lo explicó “Ellos (los habitantes) en el año del 2011, programaron como prioridad número uno la planta de tratamiento en el Consejo. Empezó a construirse la planta de tratamiento, cuando terminamos la primera etapa y se prolongó la segunda, a la mitad del ejercicio, ellos propusieron que suspendiéramos la construcción de la planta de tratamiento y ese dinero lo transfiriéramos a mejorar su servicio de agua potable, según consta en actas. Entonces, la planta se suspendió temporalmente, no es un elefante blanco, es una suspensión temporal decidida por la comunidad, no por el gobierno, para que ese dinero que estaba destinado a la planta se fuera de inmediato a corregir la falta de agua potable y perforar pozos”

Cabe destacar, que la regidora Mariel Duñalds, hizo una fuerte crítica a la conformación del Consejo de Desarrollo Social, el cual fue creado para mejor aprovechamiento de los recursos federales para resolver las necesidades más apremiantes de los pueblos con pobreza y marginación, pero para eso, dijo “forma parte de dicho Consejo no solo personas que habitan directamente en los centros de población donde se vaya a destinar el recurso, pues no obstante estar conscientes de cuáles son sus necesidades, estos no podrían expresar o identificar por medio de prioridades las obras de mayor beneficio, con mayor grado de satisfactores sociales que tiendan a una mejor calidad de vida, es por ello que dicho Consejo debe contar con asistencia de secretarios técnicos en materia de Planeación, financiero, de control y vigilancia, en fin, derrama de los diversos servicios que sean indispensables para el progreso de una sociedad” aclaró.

Sin embargo, señaló “Pero de qué sirve tener este personal capacitado en el Consejo si no tiende a orientar a la población en las prioridades de la aplicación de los recursos y eso tras considerar tan solo uno de los puntos de propuesta de inversión como es el caso del poblado de San Ignacio, donde una de las más grandes necesidades es el abastecimiento de agua y que en Sesión ordinaria de este año de ejercicio se aprobó presupuesto con este fin y sigue siendo una prioridad pues no se ha visto reflejada la aplicación de recurso y ahora se pretende priorizar una obra de protección perimetral a una planta de tratamiento que no funciona, que nunca ha funcionado y que de acuerdo a las características geográficas del lugar difícilmente funcionará, que sus secretarios técnicos no pueden asesorar en lo más mínimo a los consejeros, eso con el fin de que se aprueben por ese consejo propuestas más viables y además necesarias, pues se trata de cerca de cerca de medio millón de pesos para la protección de la planta de tratamiento que no es posible que funcione a corto tiempo lo que resulta engañoso que la obra propuesta beneficie a 610 habitantes, porque en realidad no beneficia a nadie” precisó la regidora en este punto.

Finalmente, la observación de la regidora no fue compartida por los demás regidores y el alcalde, quien a someter a votación este punto de acuerdo donde también se mencionan otras comunidades donde se aplicarán recursos federales, fue aprobada con la abstención de Mariel Duñalds Ponce.