Adiós a las Lluvias, Bienvenidos los Baches de Siempre

*Oficial y formalmente terminaron las lluvias, ahora el principal problema es la aparición de nueva cuenta de los baches en distintos puntos del puerto...

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Adiós lluvias, baches bienvenidos.

De manera oficial y formal, terminó la temporada de lluvias, ahora el principal problema al que se enfrenta la ciudadanía y autoridad es a la aparición de viejos baches, los cuales parecía habían quedado reparados y de otros considerados como nuevos, en distintos puntos del puerto.

Lo que parecía en primer término una prioridad los efectos de las lluvias, principalmente en lo que concierne a posibles inundaciones y daño a los caminos, hoy no es ya una prioridad.

La temporada de lluvias, que inició formalmente el día 15 de mayo, terminó según el calendario, el pasado 15 de noviembre de este mismo año.

No fue tan intensa como lo pronosticaron, lo que, sí parece pegar más a la ciudadanía, es la gravedad de los baches con que se han encontrado en los últimos días.

Verdaderos socavones localizados por ejemplo en la calle en donde se encuentra la casa club en el fraccionamiento Gaviotas.

Frente a la empresa de comunicaciones Teléfonos de México, Telmex, trabajadores y vecinos, deben batallar diariamente para evitar que sus unidades caigan y estas sufran desperfectos.

En avenida Prisciliano Sánchez, sobre todo en el cruce hacia los nuevos edificios de los departamentos en Villas Río, existen alcantarillas dañadas que crean enormes hoyos y baches con el desprendimiento del empedrado.

Al ingreso del pueblito típico en Puerto Vallarta, justo donde inicia el paseo del malecón, viejas estructuras viales que ya había sido reparadas, de nueva cuenta hoy, requieren de la atención de las autoridades competentes.

En las inmediaciones de plaza caracol y su cercanía con un fraccionamiento, la zona parece de bombardeo, lo que provoca taxistas principalmente deban esquivar para no dañar sus unidades.

En contados tramos de la avenida México, muy cerca del entronque al centro universitario de la costa, CUCPV, además del exceso de tierra, los constantes y numerosos baches que ahí se localizan, hacen caso intransitable el paso de cualquier tipo de unidades.